El Guerrero Rojo (1985)

El Guerrero Rojo (1985)

 

Espadas, muslos y un mullet pelirrojo.

Parece ser que Edward Pressman, productor de las dos primeras entregas de Conan (“Conan el Bárbaro” y “Conan el Destructor“), tenía en mente rodar dos trilogías basadas en las hazañas del bárbaro más famoso de Cimmeria; básicamente pretendía exprimir los derechos cinematográficos del personaje, mientras se pulía parte del patrimonio de la familia De Laurentiis en el proceso. El caso es que, tras la discreta recaudación de la segunda entrega, la planificación de las continuaciones se enfrió de tal manera que Pressman y compañía perdieron la licencia de explotación de Conan. La posterior guerra por recuperar el control de la franquicia resultó un esfuerzo completamente estéril y los productores –muy espabilados ellos– optaron por adquirir una nueva licencia del universo creado por Robert E. Howard. Así echó a andar la adaptación de las aventuras de Red Sonja, tercera incursión cinematográfica en el mundo de espada y brujería que precedió a la desaparición de Atlantis. Repite en la dirección Richard Fleischer, tras su insípido trabajo en “Conan el Destructor“, demostrando una desidia absoluta por un encargo de carácter engorroso; Morricone hace lo propio con una banda sonora carente de la épica que desprendía la partitura de Poledouris. La llamativa Brigitte Nielsen (“Rocky IV“, “Cobra“, “Superdetective en Hollywood 2“), antigua modelo danesa –después también cantante y esposa de Stallone–, fue la escogida para dar vida a la guerrera pelirroja de atuendo escaso y pericia mortal con el acero.

Reciclando elementos de las anteriores películas, “El Guerrero Rojo” nos plantea una insulsa aventura de venganza, salpicada por deplorables escenas de acción. La malvada reina Gedren (Sandahl Bergman, que interpretó a Valeria en “Conan el Bárbaro“) está empeñada en dominar el mundo a base de mandobles y hostias indiscriminadas. En su sangriento recorrido se cruza la familia de Sonja –podéis imaginar cómo acaba la cosa–. Tras la matanza, a la joven huérfana le son otorgados unos misteriosos poderes. Os preguntaréis por qué: pues porque sí, ella es la elegida y ya. La muchacha jura vengar la muerte de sus progenitores ante todos los dioses del cielo y la tierra; luego se entrena metódicamente durante años, se pone maciza y emprende marcha contra tan maléfica monarca cuando esta se hace con el control de un poderoso talismán que podría volatilizar a todo bicho viviente en aquellos parajes. Cuando la trama está más o menos encarrilada aparece Schwarzenegger. El austriaco se mueve, habla y reparte panes como Conan, pero no es Conan, es Kalidor; qué jodido es el tema del copyright. Ambas bestias pardas unen sus fuerzas contra Gedren; pelean, golpean y matan juntos, incluso tienen tiempo de coquetear al estilo bárbaro -nada como una buena matanza para que salte la chispa del amor entre dos mastuerzos-. Tras visitar un puñado de pintorescos parajes y conocer algunos personajes chufleteros –mención especial al niño emperador experto en kung-fu (uno de esos seres que Hollywood se saca de la chistera sin venir a cuento)– llegamos al previsible desenlace de una galopada torpe y mala, con aroma a film chungo de domingo por la tarde.

Manu Castro (4/10)
@ManuCastroLSO
(21-10-2004)

 

• Lo mejor: Podría ser lo peor de la película, pero el cortejo de las espadas me resulta tan entrañable como aterrador.
• Lo peor: Salvando alguna anécdota puntual, todo lo demás es horroroso.

 

 

El Guerrero Rojo (1985)

 

Título Original: Red Sonja | Género: Fantástico / Acción / Aventuras | Nacionalidad: Holanda / USA | Director: Richard Fleischer | Actores: Arnold Schwarzenegger, Brigitte Nielsen, Sandahl Bergman | Productor: Christian Ferry | Guión: Robert E. Howard, Clive Exton | Fotografía: Giuseppe Rotunno | Música: Ennio Morricone | Montaje: Frank J. Urioste

 

Sinopsis: La tranquila vida de Sonja queda destrozada cuando sus padres son asesinados por la reina Gedren, que domina por el terror y es portadora de un talismán con el que puede aniquilar el planeta. Sonja se lanza a vengar la muerte de sus padres y le son concedidos unos poderes extraordinarios por una misteriosa visión. Pero debe prometer no enamorarse nunca de un hombre salvo que éste sea más fuerte que ella. En su búsqueda de Gedren se encuentra con Kalidor, un extranjero dotado de una fuerza extraordinaria…

 

 

El Guerrero Rojo (1985)