Moonlight (2016)

 

Bajo la misma luna.

‪Me ha gustado “Moonlight“. Aborrezco empezar una reseña de esta manera tan simple, carente de matices, pero es cierto, me ha gustado, mucho. El film de ‬Barry Jenkins tiene la capacidad de convertir en ‪accesible y cercana una historia que, en principio, transita muy alejada de mi cotidianidad, ajena por completo a la naturaleza de mis preocupaciones y obstáculos. Pero esta trama no me ha sido extraña en absoluto. No he sufrido tal desconexión, porque la película nos invita a reflexionar acerca de esas otras realidades humanas que existen a nuestro alrededor, y son muchas. Vidas repletas de alegrías, penas, logros y tribulaciones que moldean y definen a otros tantos individuos. Sin duda es este un ejercicio capaz de remover la percepción y la esencia misma de cualquier ser humano capacitado para empatizar con sus semejantes –algo de veras necesario en este mundo plagado de autómatas y bestias–. Por un momento me he puesto en la piel de un traficante de drogas, homosexual y negro; una persona atrapada en otra realidad, enfrentada a decisiones y dificultades diferentes a las mías. Mérito absoluto de una narración y unos personajes dignos de aplauso.

En un primer momento, “Moonlight” se presenta ante nosotros como el típico retrato social, esta vez ambientado en un barrio pobre de Miami. Un camello (Juan) recorre los suburbios en busca de clientes. Un niño (Chiron) huye de unos acosadores escolares. Las vidas de ambos se cruzan de una manera que parece fortuita. El pequeño, cuya madre es adicta y cliente de Juan, encuentra amparo en el afecto del narcotraficante, convertido en desdibujada figura paterna. Organizada en tres actos, que abarcan la niñez, la adolescencia y la edad adulta de Chiron, “Moonlight” va más allá del melodrama queer y los tópicos relacionados con la marginación, eludiendo siempre la etiqueta fácil, una vez que nos adentramos en la pubertad del protagonista. El despertar (homo)sexual del muchacho coincide con la violencia en el instituto, acontecimientos que activan el círculo vicioso del (des)amor y la droga. Su inevitable y trágico destino en las calles, contrasta con la escasa sordidez de las imágenes que vemos en pantalla. Barry Jenkins dispone un acercamiento demasiado limpio –puede que un tanto arty– al racismo, la pobreza, la drogadicción y la delincuencia, algo que encuentra reflejo en el buen aspecto que luce el personaje de Naomie Harris tras años consumiendo crack.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(22-02-2017)

 

• Lo mejor: Mahershala Ali, Naomie Harris y Andre Holland.
• Lo peor: Su reticencia a mancharse las manos.

 

 

Título Original: Moonlight | Género: Drama | Nacionalidad: USA | Director: Barry Jenkins | Actores: Mahershala Ali, Shariff Earp, Duan Sanderson | Productor: Dede Gardner, Jeremy Kleiner, Adele Romanski | Guión: Barry Jenkins, Tarell Alvin McCraney | Fotografía: James Laxton | Música: Nicholas Britell | Montaje: Joi McMillon, Nat Sanders

 

Sinopsis:Moonlight” es una historia atemporal de relaciones humanas y autodescubrimiento, que narra la vida de un joven que crece en los suburbios de Miami, desde su infancia hasta la edad adulta.