Etiquetas

Entradas Relacionadas

Comparte

Señales (2002)

 

Comentario

El término fe siempre se ha relacionado de forma estrecha a la religión, pero su significado va mucho más allá de la creencia o la práctica de un culto religioso, sino que representa la esperanza del ser humano, la esperanza en algo mejor. Y de eso es de lo que trata en esencia Señales, es la historia de un hombre que pierde su fe y su esperanza en la vida y la recupera de la forma más extraordinaria posible, es la historia de un reencuentro en el marco de una invasión extraterrestre. Señales es una especie de La Guerra de los Mundos vista a través de la televisión y del prisma de una familia que vive la experiencia recluida en su casa, en contacto con el mundo pero completamente aislada de él. Es este planteamiento el que sirve para que el director nos demuestre todo su talento y su increíble calidad a la hora de crear ambientes, tensiones y situaciones terroríficas, (la parte del vídeo doméstico del cumpleaños es una de las más terroríficas y perturbadoras escenas que he visto nunca, a mí la reacción de Joaquín Phoenix me aterrorizó mucho), que tienen su parte álgida en el extraordinario tramo final que transcurre en el sótano de la casa. Situaciones como estas y otras muchas a lo largo de la cinta logran crear un grado de tensión y ansiedad pocas veces visto, y si la trama no estuviera cuidadosamente salpicada por escenas algo distendidas y algunos toques humorísticos, sería difícil soportar todo el metraje. El elenco, desde Mel Gibson que realiza una de sus mejores interpretaciones (sino la mejor), hasta un Joaquín Phoenix que está estupendo, y pasando por los niños que también están muy bien, logra trasmitirnos toda su ansiedad y desasosiego con sus interpretaciones. En cuanto la parte dramática hay que decir que la película tiene una gran carga emocional con escenas de gran intensidad sentimental, sobre todo en la parte final, cuando el padre realiza una especie de despedida con sus hijos de un modo tranquilo y sosegado, como asumiendo su fin, mientras están siendo asediados, o cuando vemos el accidente de la mujer de Mel Gibson, son escenas muy intensas que a mi personalmente me pusieron los pelos de punta. Pero pese a lo que parece o pueda pensarse después de verla, Señales no es una película de ciencia-ficción, su argumento no trata de hombrecillos verdes ni de contactos con ovnis, la película no es simplemente eso, como El Sexto Sentido no es solo una película de terror o El Protegido una de superhéroes, al igual que estas otras películas, Señales es una reflexión sobre la condición humana, sobre su vida y sus valores, y como he dicho antes, la película es un recorrido a través del reencuentro de un hombre con sus valores y sus creencias, y de la enorme señal que necesitó para volver a encontrar la fe. En resumen, Señales es una de las películas más inquietantes y perturbadoras que he visto en mi vida y es la confirmación clara y rotunda de que su creador, M. Night Shyamalan, está destinado a ser uno de los grandes de este mundo, el mundo del cine, que de vez en cuando nos ofrece cosas tan interesantes como Señales.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(20-09-2002)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Signs | Género: Drama / Ciencia Ficción / Thriller / Fantástico | Nacionalidad: USA | Director: M. Night Shyamalan | Actores: Mel Gibson, Joaquin Phoenix, Rory Culkin | Productor: Frank Marshall, Sam Mercer, M. Night Shyamalan | Guión: M. Night Shyamalan | Fotografía: Tak Fujimoto | Música: James Newton Howard | Montaje:

 

Sinopsis: Estamos en Bucks County, cerca de la ciudad de Filadelfia en el estado de Pensilvania. Graham Hess (Mel Gibson) es un hombre que vive con sus dos hijos, Morgan (Rory Culkin) y Bo (Abigail Breslin), y su hermano Merrill (Joaquin Phoenix), una antigua estrella del béisbol que decidió irse a vivir con ellos y trabajar en una gasolinera. Graham ha dejado de ser el reverendo de su localidad -aunque la gente le siga llamando «padre»- después de que su esposa muriera víctima de un accidente de tráfico: él ha perdido la fe. Una buena mañana Graham se despierta y se da cuenta de que sus hijos no están en la habitación, y que los perros no dejan de ladrar. Se adentra en los campos de maíz que rodean su granja, y los encuentra allí. Pero lo extraño es el increíble descubrimiento que hacen: un misterioso dibujo de círculos y líneas de más de 150 metros. Él y Merrill creen que se trata de alguna broma de sus vecinos, pero poco a poco van descubriendo que su campo no es el único lugar donde han aparecido esas señales. La India, México, Gran Bretaña,… Ha llegado la hora de poner a prueba la fe de todos ellos. El misterio debe ser desvelado.