Call Me by Your Name (2017)

 

Un verano sobre dos ruedas.

Si la vida es (o debería ser) amor, comprensión y bondad, el emocionante diálogo padre-hijo que sucede casi al final de “Call Me by Your Name” es capaz de condensar todas las virtudes de una obra mayúscula que reivindica precisamente eso. La de Guadagnino es una película tierna y bella como la relación que se establece entre sus dos protagonistas; enérgica y jovial como los bailes de Oliver (Armie Hammer); delicada y repleta de matices como el tránsito hacia la madurez de Elio (Thimothée Chalamet). Contemplando sus imágenes nos invaden magnitudes insondables: la inexplicable fruición que supone saberse y sentirse querido, el regocijo máximo del primer enamoramiento y la amargura infinita del amor perdido. Esta batería de sensaciones y sentimientos, connaturales a cualquier ser humano que no sea una mierda infecta desprovista de emociones, trascienden la barrera del sexo, construyendo un relato de amor tan singular como universal. De su visionado uno sale con la convicción de que la única división que nos podemos permitir como especie es la que nos separa entre buenas y malas personas, y que este mundo de fronteras y prejuicios ha de ser demolido de inmediato.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(03-03-2018)

 

• Lo mejor: El sutil desarrollo de la historia de amor. La inspiradora relación que Elio tiene con sus padres.
• Lo peor: No ver más allá de la etiqueta de cine gay.

 

 

Título Original: Call Me by Your Name | Género: Drama | Nacionalidad: Italia / Francia / Brasil / USA | Director: Luca Guadagnino | Actores: Armie Hammer, Timothée Chalamet, Michael Stuhlbarg | Productor: Emilie Georges, Luca Guadagnino, James Ivory | Guión: James Ivory, André Aciman | Fotografía: Sayombhu Mukdeeprom | Música: – | Montaje: Walter Fasano

 

Sinopsis: Verano de 1983. Elio (Timothée Chalamet) es un joven de 17 años que veranea junto a su familia en una villa del norte de Italia situada en un bello pueblo costero. Elio ocupa sus días tocando música clásica, leyendo y flirteando con su amiga Marzia (Esther Garrel). Pero la monotonía acaba cuando llega a la casa el nuevo ayudante de su padre, Oliver (Armie Hammer), un cautivador investigador americano que trabaja en su doctorado. En este soleado refugio de belleza, cultura y armonía, la literatura, la música y la amistad fraguarán una pasión que debe mantenerse oculta. Elio y Oliver descubrirán la embriagadora belleza del despertar sexual durante un verano que cambiará sus vidas para siempre.