Trabajo Basura (1999)

 

Puta vida laboral.

Trabajo Basura” es la segunda película de Mike Judge tras “Beavis y Butthead Recorren América” y está basada en la serie de caricaturas de Milton creadas por él mismo. Son buenos mimbres. La cinta retrata en clave de comedia ese sofocante submundo de inhumanas oficinas (muy al estilo de los cargantes fluorescentes de “Joe contra el Volcán”), plagadas de horrendos cubículos, donde miles de personas se asfixian en trabajos que odian, mientras aguantan a jefes incompetentes que hacen aún más insufribles los interminables horarios laborales. La película arranca en el atasco diario de camino al trabajo. Es lunes por la mañana y Peter, Michael y Samir luchan en vano contra el estrés que les provoca su ominosa rutina profesional. Y las cosas no mejoran una vez llegados a la oficina. Todo lo contrario. Allí esperan agazapadas las reprimendas duplicadas de un sinfín de jefecillos, la ineficiente y desesperante burocracia, las absurdas circulares del jefe más odioso que se puede imaginar (Yeahhh hi… Bill Lumbergh) y la agónica monotonía de un trabajo tan aburrido como alienante.

Día tras día, Peter ha ido acumulando toneladas y toneladas de frustración, hasta que, tras una “desafortunada” sesión de hipnosis, pierde sus inhibiciones y decide dar un giro de 180 grados a su insípida vida. Sin nada que perder, convence a Michael y Samir para defraudar a la empresa que exprime y drena cada gota de su tiempo y energía. Gracias a un ingenioso programa informático, se pone en marcha un osado plan que huele a liberación. La venganza del currante contra la opresiva corporación está servida. Aunque puede resultar algo irregular, la película nunca pierde el tono simpático y no son pocos los gags realmente divertidos; sobre todo los protagonizados por el desquiciado Milton y el antipático Bill Lumbergh. Inolvidable es la escena en la que Peter, Michael y Samir destrozan a golpes la asquerosa fotocopiadora de la oficina (con la canción “Still” de Geto Boys sonando de fondo) o la protagonizada por un Orlando Jones que finge ser adicto al crack para vender suscripciones a revistas. Jennifer Aniston tiene un papel secundario en la cinta.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(27-02-2009)

 

• Lo mejor: La escena de la fotocopiadora, por supuesto. Milton.
• Lo peor: Todos conocemos a un Bill Lumbergh.

 

 

Título Original: Office Space | Género: Comedia | Nacionalidad: USA | Director: Mike Judge | Actores: Ron Livingstone, Stephen Root, Jennifer Aniston | Productor: Mike Judge, Daniel Rappaport, Michael Rotenberg | Guión: Mike Judge | Fotografía: Tim Suhrstedt | Música: Ice Cube, John Frizzell | Montaje: David Rennie

 

Sinopsis: Agobiado por un trabajo estresante, aburrido y monótono, Peter Gibbons (Ron Livingstone) decide ir un día a la consulta de un conocido hipnotizador para solucionar de paso los problemas que tiene con su novia. Un extraño acontecimiento en medio de la sesión de hipnosis hace que Peter se tome su vida laboral con otra mentalidad. Ahora llega tarde a trabajar, sólo juega al ordenador y decide pasar más tiempo con su nueva novia (Jennifer Aniston). Pero en contra de lo que podía pensarse, ¡Peter es ascendido! Al mismo tiempo ve como sus mejores amigos son despedidos. Juntos tramarán un plan perfecto para destruir la empresa y hacerse ricos a costa de ella. Pero hasta los planes perfectos fallan, dando lugar a un montón de divertidísimas situaciones.