Barry Lyndon (1975)

 

Desventuras de un irlandés.

Gloriosa adaptación de “La Suerte de Barry Lyndon” de William Makepeace Thackeray, novela publicada en 1844. Stanley Kubrick aborda de manera exquisita las aventuras ficticias de este peculiar irlandés durante el siglo XVIII, ambientando parte de la trama en la Guerra de los Siete Años. Son muchas las virtudes de una película que se podría considerar todo un tratado sobre las costumbres de aquel tiempo, prestando especial atención a los protocolos, modales, cortejos, amores y, sobre todo, al peculiar sentido del honor de la época. Atendiendo a esto último, adquieren gran importancia los duelos, dos de los cuales articulan prácticamente toda la cinta. No puedo dejar de destacar la sobresaliente banda sonora y la deslumbrante fotografía de John Alcott. El impecable reparto nos entrega a una pareja de belleza desbordada: Ryan O’Neal y Marisa Berenson.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(08-05-2009)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Barry Lyndon | Género: Drama / Bélico | Nacionalidad: Reino Unido / USA | Director: Stanley Kubrick | Actores: Ryan O’Neal, Marisa Berenson, Patrick Magee | Productor: Stanley Kubrick, Jan Harlan, Bernard Williams | Guión: William Makepeace Thackeray (novela), Stanley Kubrick | Fotografía: John Alcott | Música: The Chieftains, Leonard Rosenman, Frederick The Great | Montaje: Tony Lawson

 

Sinopsis:Barry Lyndon” es la historia de un ambicioso irlandés sin porvenir ni esperanzas que se propone alcanzar una elevada posición social, convirtiéndose en parte de la nobleza inglesa del siglo XVIII. Para Barry Lyndon la respuesta sobre cómo alcanzar el poder que ambiciona es sencilla: de cualquier forma posible. Su ascenso a la riqueza en la más espléndida y reluciente sociedad de la época es el cautivador argumento de la suntuosa versión realizada por Stanley Kubrick de la novela de William Makepeace Thackeray. Para la creación de esta inteligente sátira ganadora de cuatro Oscars, Kubrick encontró la inspiración en las obras de los pintores de la época. El vestuario y los decorados fueron creados basándose en los diseños de la época, poniéndose de manifiesto la excelente ambientación que en todos los aspectos presenta la película. En el aspecto técnico, pioneros objetivos de cámara fueron elaborados y utilizados para rodar tanto en exteriores como en interiores consiguiendo un efecto de luz natural. ¿El resultado? “Barry Lyndon” perdura como una película de vanguardia que retrata un período de la historia como nunca antes se había visto en la gran pantalla.

 

 

 

Último visionado: 02/04/2020 (Blu-Ray)