Days Gone (2019)

 

Cuando todo se vaya a la mierda.

Un extraño virus ha contaminado a una buena parte de la humanidad. Los infectados se transforman en violentas criaturas desprovistas de raciocinio. Estos seres atacan y matan a los humanos sanos y en pocas semanas la población mundial queda diezmada. Deacon, su esposa Sarah y su amigo Boozer son tres supervivientes que intentan huir del caos y la muerte. En medio de todo ese descontrol, Sarah es apuñalada y herida de gravedad. A duras penas consiguen llegar hasta un helicóptero de la Organización Nacional de Restauración de Emergencias (NERO). Por desgracia, no hay suficiente espacio para los tres en el aparato. Deacon y Boozer se quedan atrás con la esperanza de reunirse en algún momento con Sarah, que ha sido evacuada a una base segura de NERO… Dos años después, todo se ha ido a la mierda. La civilización, tal y como la conocemos, ha desaparecido. Los infectados se cuentan por millones y se agrupan en interminables hordas que asolan regiones enteras. Los escasos supervivientes malviven en campamentos fortificados. Las carreteras son trampas mortales controladas por asesinos y saqueadores. El panorama es precioso. En este posapocalíptico contexto nos encontramos de nuevo con Deacon y Boozer, que ahora trabajan como cazadores de recompensas independientes en lo que queda del estado de Oregón.

Supervivencia en dos ruedas. Los planes de coger las motos e ir al norte en busca de nuevas oportunidades se ven truncados cuando la banda de los Rippers atrapa y tortura a Boozer. Con su brazo gravemente quemado, el rudo motorista debe guardar reposo. Los dos amigos han de ingeniárselas para sobrevivir en un territorio cada vez más hostil. Deacon contacta entonces con un investigador de NERO llamado O’Brian, curiosamente el hombre que evacuó a Sarah. Este le sugiere que Sarah aún podría estar viva. No necesitamos más motivaciones para agarrar la motocicleta y recorrer el mapa en busca de pistas sobre el paradero de la muchacha. Esta es una de las misiones principales de un sandbox genérico, repetitivo y soso. La propuesta posapocalíptica de Bend Studios cae en todas las trampas del género, y lo hace desarrollando una trama insustancial y tediosa, que incluso se torna ridícula en ciertos momentos. Casi ninguna mecánica jugable funciona demasiado bien en este título: ni el sigilo, ni la acción directa, ni la moto son capaces de superar las muchas deficiencias de una producción plagada de fallos técnicos imperdonables. En este sentido, la IA enemiga es un dolor, la defectuosa ”visión de supervivencia“ no sirve de mucho y el tema de la gasolina resulta ridículo (algunas veces es imprescindible y otras no). Tampoco llega a convencer del todo el asunto de las hordas; algo ciertamente curioso, porque parecía que ese iba a ser el punto fuerte de la producción (y resulta que la mayoría son opcionales).

Carisma de mortero. Por fortuna, no todo son malas noticias en este ”Days Gone“. Deacon St. John es un protagonista al que se le llega a coger cariño, y su relación con Sarah consigue mantener el interés por una historia muy poco atractiva en líneas generales, construida a golpe de cliché. Boozer también mola, al igual que alguno de los personajes secundarios. El apartado gráfico es otro punto destacable. Los parajes naturales de Oregón están recreados con esmero y circular por sus carreteras y caminos es un auténtico placer. La climatología ayuda a crear una buena ambientación, aunque ciertas transiciones pueden resultar algo abruptas (el paso a las zonas de nieve, por ejemplo). La bonita banda sonora hace más ameno nuestro periplo por un entorno llamativo, que apetece explorar a fondo. Terminar el juego nos llevará unas treinta horas (incluso más si somos completistas) y, aunque es cierto que ”Days Gone” es un título que no propone nada nuevo y se limita a reciclar y copiar sin tapujos, hay cierto encanto en los largos paseos en moto por este fin del mundo zombi (en verdad son infectados, sorry). Si conseguimos perdonarle su desidia a la hora de formular las misiones secundarias, el síndrome de recadero que genera y ese depósito de combustible que parece un mechero, podemos llegar a disfrutar un poquito con una aventura no exenta de encantos.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(16-06-2019)

 

• Lo mejor: La ambientación y los parajes naturales de Oregón.
• Lo peor: Es la hostia de repetitivo. Sus muchos y graves problemas técnicos.

 

zoml1

 

 

Título Original: Days Gone | Género: Acción / Aventuras / Drama | Nacionalidad: USA | Director: John Garvin, Jeff Ross | Actores: Sam Witwer, Jim Pirri, Courtnee Draper | Productor: Chris Wenting, Darren Yager | Guión: John Garvin, Anne Toole | Música: Nathan Whitehead | Plataforma: PlayStation4 | Desarrollador: SIE Bend Studio, Sony Interactive Entertainment

 

Sinopsis: El mundo contra ti. Toma el papel del ex motorista ilegal Deacon St. John: vagabundo, cazarrecompensas y un vestigio errante de la humanidad. En un mundo devastado por una pandemia global, Deacon evita los campamentos “seguros” en plena naturaleza de los últimos supervivientes de la humanidad y prefiere jugársela por las carreteras repletas de saqueadores. Ambientado en un volcánico Noroeste del Pacífico destruido, “Days Gone” te invita a explorar un mundo arrasado, plagado de constantes amenazas, como los engendros. Lucha y avanza por parajes inhóspitos en busca de suministros, recursos y, sobre todo, un buen motivo para seguir adelante.