Dos en la Guillotina (1965)

 

El truco final.

El gran mago John Harley “Duke” Duquesne (Cesar Romero) ha fallecido, pero en su lecho de muerte promete regresar de la tumba, una sorprendente afirmación que despierta el interés de toda la prensa. Su bella hija Cassie (una cándida Connie Stevens), que lleva 20 años sin ver a su padre, es informada de su perdida. Tras el funeral descubre que es la única heredera de todos los bienes materiales del finado (además de una cantidad sustancial de dinero en efectivo). Pero antes de hacerse con todo ello, deberá pasar seis días, con sus respectivas noches, en la aterradora mansión donde vivía recluido el ilusionista, apartado del mundo y al borde de la locura –enfermedad que contrajo tras la tragedia ocurrida a su mujer, la madre de Cassie–. La joven muchacha no da crédito a la última promesa de su excéntrico padre, pero cuando empiezan a suceder extraños acontecimientos en la casa, ella misma pondrá en duda su propia cordura. Se inicia así un divertido thriller, con momentos de entretenido suspense y buen humor. Interesante mezcla con toques de terror, cierto romanticismo y un peculiar desenlace que dejará estupefacto a más de uno.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(26-08-2011)

 

• Lo mejor: La regularidad de su suspense.
• Lo peor: Que se promocione como película de terror.

 

 

Título Original: Two on a Guillotine | Género: Terror / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: William Conrad | Actores: Connie Stevens, Dean Jones, Cesar Romero | Productor: William Conrad | Guión: John Kneubuhl, Henry Slesar | Fotografía: Sam Leavitt | Música: Max Steiner | Montaje: William H. Ziegler

 

Sinopsis: En el pasado, un mago (Cesar Romero) asesina accidentalmente a su esposa en el acto de la guillotina. En el presente, su hija (Connie Stevens) es informada que, para obtener la herencia paterna, debe acceder a pasar un tiempo en una mansión supuestamente encantada.