Encuentros Paranormales (2011)

 

Jodido manicomio.

Con apenas 22.000 dólares de presupuesto, Daniel Myrick y Eduardo Sánchez alcanzaron un éxito comercial abrumador, trasformando un proyecto experimental en la película independiente de más éxito de la historia –convirtiéndola, además, en la cinta de found footage más popular de todas–; un estandarte, el modelo a seguir para una nueva clase de cine de terror. Ha pasado algo más de una década de aquel inesperado fenómeno titulado “El Proyecto de la Bruja de Blair”, y su legado aún prevalece. Oren Peli recogería el testigo en 2007 con “Paranormal Activity”, para volver a popularizar, y explotar hasta el exceso, este tipo de producciones de cámara en mano y estilo amateur, realizadas con medios escasos y una clara tendencia a la reiteración y la copia descarada.

Grave Encounters” no es más que otro título a añadir a la ya desmesurada lista de cintas que abusan, sin rubor alguno, del factor “metraje encontrado”. La película nos muestra las grabaciones realizadas por un equipo de cazadores de fantasmas de un bochornoso programa de televisión, y ya desde el inicio nos advierten que todo lo que vamos a ver es real, que las imágenes recuperadas son perturbadoras y horribles, y que, por supuesto, nos vamos a cagar encima de puro horror. Los tipos se encierran en el hospital psiquiátrico Collingwood, lugar plagado de fenómenos extraños sin explicación aparente, para pasar una noche aterradora y letal. Lo que sucede a continuación es de esperar…

Pésimo falso documental, cinta aburrida, carente de ritmo, predecible y agotadora. La insulsa sucesión de sobresaltos y sustos se alarga terriblemente, arrastrándonos a una recta final que rubrica, de manera contundente, la decepción generalizada que emana de este proyecto fallido. Dirigen la movida los Vicious Brothers (Colin Minihan, Stuart Ortiz), responsables también del guión de esta y el de la secuela, “Encuentros Paranormales 2” (Grave Encounters 2, 2012), además del libreto de otra cagarruta hedionda titulada “Extraterrestrial” (2014). Hay quien considera esta producción un plagio descarado del episodio 10 de la primera temporada de “Sobrenatural“, que también transcurre en un hospital psiquiátrico y narra acontecimientos similares (iguales) a los de “Encuentros Paranormales“.

Manu Castro (2/10)
@ManuCastroLSO
(10-08-2011)

 

• Lo mejor: Algún susto puntual.
• Lo peor: Es un verdadero coñazo.

 

 

Título Original: Grave Encounters | Género: Terror | Nacionalidad: Canadá | Director: Colin Minihan, Stuart Ortiz (The Vicious Brothers) | Actores: Ben Wilkinson, Sean Rogerson, Ashleigh Gryzko | Productor: Shawn Angelski, Michael Karlin, Mark Knechtel | Guión: Colin Minihan, Stuart Ortiz (The Vicious Brothers) | Fotografía: Tony Mirza | Música: Quynne Alana Paxa | Montaje: Colin Minihan, Stuart Ortiz (The Vicious Brothers)

 

Sinopsis: “Encuentros Paranormales” nos muestra a un equipo de cazadores de fantasmas de un show televisivo que rueda un episodio dentro del abandonado hospital psiquiátrico Collingwood, donde durante años se han sucedido ciertos fenómenos inexplicables. Cualquier cosa en nombre de la televisión vale, así que se encierran durante una noche dentro del lugar. Pero no tardarán en darse cuenta de que el edificio está más que maldito, está vivo, y no tiene la menor intención de dejarles salir de allí con vida. Se encuentran sumidos en un laberinto de pasillos interminables y aterrorizados por los fantasmas de antiguos pacientes. No tardarán en cuestionarse su propia cordura, descubriendo la verdad que esconde el oscuro hospital y grabando el que será su último episodio.