Guerra Mundial Z (2013)

Guerra Mundial Z (2013)

 

Esprintando hacia el fin del mundo.

Guerra Mundial Z” podría haber sido, además del blockbuster taquillero de la temporada y el estupendo film de catástrofes que realmente es, el competente espectáculo de destrucción masiva enmarcado en el campo del holocausto zombi que tan de moda está hoy día y que muchos esperábamos. Resulta más que evidente que fracasa como adaptación de la novela y como cine de zombies, pero se puede disfrutar como huida hacia delante, como taquicárdica propuesta comercial que mantiene un ritmo frenético de aterrizaje en aterrizaje, mientras nos deslumbra, en no pocas ocasiones, con planos de una fuerza visual arrolladora.

No sé si es falta de honestidad o se trata de alguna de esas burdas tretas del marketing que escapan al control de directores y guionistas, lo cierto es que a la obra de Marc Forster le sobra el título. “Guerra Mundial Z” no es la “Guerra Mundial Z” de Max Brooks, desde luego que no, y le falta muy poco para que tampoco la consideremos una cinta de muertos vivientes. La maldita calificación por edades y el obtuso objetivo comercial del estudio, nos deja sin una sola gota de sangre, sin la visceralidad propia de una historia que, se supone, trata sobre la canibalización de la humanidad. Esa masa anónima de cadáveres reanimados constituye un deslumbrante portento visual, incluso funciona de manera más que inquietante en algunos momentos, pero no conecta con la esencia del subgénero: personas comiendo personas. Lo único que no se le puede perdonar a una película de zombies es que sea aséptica, limpia y equidistante. Si te metes en esto es para ensuciarte, de sangre y casquería, de humanidad y horror. Esto es el fin del mundo a mordiscos, gritos y sinrazón (siempre que no seas norcoreano).

Lo más curioso es que, justo cuando Forster consigue librarse durante un momento de la carga comercial para adentrarse de lleno en el mundo de Romero, ya estamos tan desencantados que podemos incurrir en el grave error de dejar pasar la mejor secuencia de la película: esos laboratorios de la OMS plagados de zombis que nos reconcilian con un film que se dice de “no muertos” a pesar de no estar convencido de ello. Los millones y el buen hacer de Marc Forster nos garantizan un digno espectáculo, un impecable cine de catástrofes de manual, pero sepultan lo que pudo haber sido. Esta cinta ha costado mucho dinero, y la bajada de pantalones para recuperarlo ha sido total. “«Guerra Mundial Z» sólo se parecerá a mi libro en el título”, Max Brooks. Y así ha sido.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(02-08-2013)

 

• Lo mejor: La amenaza zombi es convincente. Muse.
• Lo peor: Aséptica y fría en cuanto al tratamiento de la violencia y la muerte. Como adaptación fracasa estrepitosamente.

 

zoml1

 

Guerra Mundial Z (2013)

 

Título Original: World War Z | Género: Acción / Terror | Nacionalidad: USA | Director: Marc Forster | Actores: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz | Productor: Ian Bryce, Dede Gardner, Jeremy Kleiner | Guión: Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard, Damon Lindelof | Fotografía: Ben Seresin, Robert Richardson | Música: Marco Beltrami | Montaje: Roger Barton, Matt Chesse

 

Sinopsis: En “Guerra Mundial Z”, algo está haciendo que multitud de personas se ataquen salvajemente entre sí: un virus letal que se transmite mediante un simple mordisco, convirtiendo a seres humanos sanos en algo irreconocible, inconsciente y feroz. Se desconoce el origen del virus y el número de afectados aumenta de manera exponencial cada día, convirtiéndose rápidamente en una pandemia mundial. Gerry Lane, un antiguo investigador de Naciones Unidas, se ve obligado a volver a su antigua y peligrosa vida para garantizar la seguridad de su familia, poniéndose al frente de una búsqueda desesperada por todo el mundo de la fuente de la epidemia y de algún remedio para detener su incesante avance.

 

 

Guerra Mundial Z (2013)