La Venganza de los Zombies (1974)

 

Venganza haitiana.

La Venganza de los Zombies” llegó tarde a España, se comercializó con la carátula de “La Divertida Noche de los Zombis“, con el título de “I Was a Teenage Zombie” y bajo la frase promocional del “Zombi” de Romero. Es alucinante el desbarajuste que existe en nuestro país con el cine de zombies. Titulada en origen “Sugar Hill” (también conocida como “The Zombies of Sugar Hill” y “Voodoo Girl”), se trata de una blaxploitation de terror –junto con “Drácula Negro“, “¡Grita Blácula Grita! (Drácula Negro II)“, “Blackenstein” y un puñado más, suponen el grueso de este (sub)subgénero– con aroma a venganza setentera al estilo “Foxy Brown” (Pam Grier) y “Cleopatra Jones” (Tamara Dobson), mezclado todo ello con una horda de zombis haitianos que parecen sacados de un film de los años 30. La ración de racismo, peinados afro, escotes y música funkie es generosa. Detrás de la cinta encontramos a la American International Pictures (AIP) y al productor Samuel Z. Arkoff, sinónimos de serie B sumamente nutritiva. Como cabe esperar, la trama va al grano y se olvida de complicaciones innecesarias.

El dueño de un night club de moda es asesinado a palos por los hombres de un gánster local, Morgan (Robert Quarry), cuando se niega a vender su exitoso negocio. Su novia, Diana “Sugar” Hill (Marki Bey), fotógrafa de modelos, desconfiando del cuestionable trabajo de la policía, no se anda con hostias y emprende su propia vendetta contra la banda de homicidas. Así pues, contacta con una vieja sacerdotisa vudú, Mama Maitresse (Zara Cully), que invoca al barón Samedi (Don Pedro Colley), un semidios con el poder de convocar a una tropa de esclavos muertos, los cuales ejecutarán las sangrientas órdenes de Sugar. Maravilloso. La venganza se lleva a cabo con el manual en la mano. Los malhechores caen uno tras otro, sin demasiada truculencia y sangre en los ataques. Pura rutina. Entre tanto, Sugar luce sus modelitos imposibles, el barón Samedi ríe a mandíbula batiente y los zombis (no demasiado putrefactos) de ojos inquietantes y sobredosis de tela de araña en sus ajados ropajes, cumplen su papel de verdugos indolentes.

Manu Castro (5/10)
@ManuCastroLSO
(19-02-2003)

 

• Lo mejor: Su condición de divertida rareza.
• Lo peor: Le falta picante, salsa y mala uva.

 

zoml1 

 

 

Título Original: Sugar Hill | Género: Terror | Nacionalidad: USA | Director: Paul Maslansky | Actores: Marki Bey, Robert Quarry, Don Pedro Colley | Productor: Samuel Z. Arkoff, Elliot Schick | Guión: Tim Kelly | Fotografía: Robert C. Jessup | Música: Dino Fekaris, Nicki Zesses | Montaje: Carl Kress

 

Sinopsis: El dueño de un night club de moda es asesinado a palos por los hombres de un gánster local, Morgan, al negarse a venderle su exitoso negocio. Su novia, Sugar Hill, fotógrafa de modelos, desconfiando de trabajo de la policía, emprende su propia venganza contra los gangsters contactando con una vieja sacerdotisa vudú, quien invocará al barón Samedi, un semidios que levantará una horda de esclavos muertos para ejecutar las órdenes de Sugar.