Maggie (2015)

Maggie (2015)

 

Un terminator puede llorar.

No se trata de asumir alegremente que, si alguna vez se va la luz de manera definitiva, si comienza a escasear la comida y se declara un estado de emergencia a causa de una pandemia descontrolada o una catástrofe natural, no serán precisamente las autoridades en las que algunos confían (policía, ejército o gobierno), las encargadas de preservar nuestra seguridad. Se trata de comprender algo que resulta evidente: cuando ocurre alguna calamidad del calibre y el alcance que sea, son los amigos, es la familia la que ejerce de verdadero refugio. Cuando la cosa se va realmente a la mierda, son los individuos decentes los que responden, no las organizaciones supranacionales o las autoridades locales. “Maggie” nos plantea un futuro próximo asediado por un extraño brote zombi, provocado quizá por las cosechas de transgénicos, o por alguna toxina artificial producida por la alocada actividad industrial del ser humano. La civilización se despedaza y los infectados son internados en centros de aislamiento donde quedan abandonados a su suerte. No hay cura ni esperanza para aquellos que han sido mordidos. Sólo la aterradora espera a través de una horrenda zombificación.

Es este el gris panorama que debe enfrentar el personaje de Arnold Schwarzenegger. Preocupado papá de una joven que ha sido sentenciada a la putrefacción en vida. Maggie regresa a la protección de la granja familiar, con su padre ejerciendo de vigía ante la intromisión de aquellos que quieren aplicar a la víctima del letal mordisco un inhumano protocolo de erradicación. A través de los expresivos ojos de Schwarzenegger, contemplamos toda la tristeza del progenitor, cautivo de la impotencia, espectador pasivo del ominoso declive físico de su joven hija; una muchacha que sucumbe al inevitable proceso de deterioro de una enfermedad sin cura. La muerte del futuro, de la esperanza, unido al trauma de sobrevivir a los hijos. Henry Hobson exprime el sorprendente repertorio dramático del actor de origen austriaco, pétreo sustento de una desoladora (y también alentadora) narración sobre el poder desbordante del amor y la empatía entre seres humanos.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(29/01/2015)

 

• Lo mejor: La soberbia interpretación de Arnold Schwarzenegger.
• Lo peor: Que haya pasado tan desapercibida.

 

zoml1

 

Maggie (2015)

 

Título Original: Maggie | Género: Drama / Terror / Thriller | Nacionalidad: USA / Suiza | Director: Henry Hobson | Actores: Arnold Schwarzenegger, Abigail Breslin, Joely Richardson | Productor: Matthew Baer, Colin Bates, Arnold Schwarzenegger | Guión: John Scott 3 | Fotografía: Lukas Ettlin | Música: David Wingo | Montaje: Jane Rizzo

 

Sinopsis: Wade es un padre dispuesto a hacer lo que sea para proteger a su hija, infectada con un virus y obligada a permanecer en cuarentena. “Maggie” retrata un momento inusual en el cine de zombies: el del cambio, paulatino, de persona a muerto viviente.

 

 

Maggie (2015)