Mars Attacks! (1996)

 

En son de guerra.

Situada al otro extremo del Independence Day de Emmerich, al que parodia sin compasión, la película de Tim Burton realiza un inteligente homenaje a los filmes de serie B de los años 50. La película supone también una crítica a la prepotencia americana y a su desatado idealismo. Con un reparto de auténtico lujo, (Jack Nicholson, Glenn Close, Annette Bening, Pierce Brosnan, Danny DeVito, Martin Short, Sarah Jessica Parker, Michael J. Fox y Tom Jones entre otros muchos), y un humor ácido y bien enfocado, el film es una de las pocas películas de gran presupuesto que se sale de lo políticamente correcto, y junto al Starship Troopers de Verhoeven es la única película de ciencia-ficción financiada por un gran estudio que realiza una crítica no encubierta. En breve, reseña completa en #LaSalaOscura

Manu Castro (8/10)
(21-02-2002)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Mars Attacks! | Género: Acción / Comedia / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Tim Burton | Actores: Jack Nicholson, Glenn Close, Annette Bening | Productor: Tim Burton, Larry J. Franco | Guión: Jonathan Gems, Len Brown, Woody Gelman | Fotografía: Peter Suschitzky | Música: Danny Elfman | Montaje: Chris Lebenzon

 

Sinopsis: ¡Despertad, terrícolas! No os perdáis esta frenética diversión dirigida por Tim Burton (“Batman”, “Bitelchus”) – ¡Marte ataca!. ¡MIRAD! A todas las estrellas que se unen en nuestra galaxia. Jack Nicholson (en un doble papel), Glenn Close, Annette Bening, Pierce Brosnan, Danny DeVito y más de una docena de grandes actores! ¡GRITAD! ¡Llegan los verdes invasores procedentes del furioso planeta rojo! Armados con pistolas de rayos que te frien al instante, dotados de viscosos cerebros y animados con extraordinarios efectos especiales nada vistos en este planeta. ¡CHILLAD! Porque el cuerpo legislativo de los Estados Unidos está totalmente aplastado (¡no temáis!, todavía hay dos de las tres partes del gobierno trabajando para nosotros, y eso no está mal). ¡EMOCIONAOS! Porque la Tierra contraataca con un arma inesperada. ¡Ahí va eso, marcianos!.