Rojo Oscuro (1975)

Rojo Oscuro (1975)

 

Traumas infantiles muy jodidos.

Se celebra en Roma un congreso de parapsicología que reúne a ciertas autoridades en la temática. Durante la charla, una médium, capaz de sentir los pensamientos de los demás, contacta mentalmente con un asesino en serie. La mujer se infiltra en la retorcida psique del homicida y detecta las horrendas intenciones del sujeto. Entonces nos percatamos de que una persona, a la que no podemos identificar, abandona el teatro donde se celebra la reunión. A las pocas horas se produce el asesinato de la médium. Mark (David Hemmings, “Blow Up” – 1966), un reputado pianista inglés (pianista, no ingeniero) que se encuentra casualmente trabajando en Roma, es testigo del brutal suceso. Tras declarar ante al policía, se verá involucrado en la posterior investigación, asumiendo un papel muy relevante en el caso. En sus pesquisas amateur, Mark contará con la ayuda de Gianna (Daria Nicolodi), una enérgica periodista que también siente atracción por la serie de extraños asesinatos. Juntos irán cerrando el cerco al asesino, mientras encajan las piezas de un puzzle realmente macabro.

Rojo Oscuro” aúna, en su adictiva trama, las claves más destacadas del giallo de suspense y terror, con tendencia al misterio de tintes policiacos, de los años sesenta y setenta. Argento plantea un thriller abundante en gore, donde los asesinatos ejercen de enlace entre unas secuencias de investigación que no renuncian al uso de algunos toques de humor (las escenas del minicoche de Gianna o los encuentros con la madre de ). A la par, la cinta despliega todo el encanto de la serie B más apetitosa, donde la sangre, los dibujos infantiles enfermizos y los muñecos macabros diseñan la atmósfera de una de las mejores obras del realizador italiano, responsable de títulos tan memorables como “El Pájaro de las Plumas de Cristal” (1970), “Tenebre” (1982), “Phenomena” (1985) y “Suspiria” (1985).

Giallo clásico de referencia, cuchilladas a la italiana con sangre abundante, tensión insoportable y asesinatos más que gráficos, en el que la excelente banda sonora compuesta por el grupo Goblin (colaboradores habituales de Argento y George A. Romero) actúa de detonante de la acción, con ese hipnótico tema principal (titulado también Rojo Oscuro) que pone la piel de gallina; en perfecta simbiosis con la canción infantil “School at Night” compuesta por G. Gaslini (música que destroza los nervios). Los habituales, y siempre sorprendentes, primeros planos marca de la casa Argento, redondean un proyecto que nos atrapa desde el momento mismo en que Hemmings se para junto a la monumental fuente, en las inmediaciones del Blue Bar inspirado en el cuadro de Edward Hopper, “Nighthawks” (1942).

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(18-02-2016)

 

• Lo mejor: Las pesquisas de David Hemmings (sobre todo en la mansión abandonada), la cautivadora banda sonora de Goblin y los primerísimos primeros planos de Argento. Estupenda combinación.
• Lo peor: La ejecución de alguno de los asesinatos.

 

arg1

 

Rojo Oscuro (1975)

 

Título Original: Profondo Rosso | Género: Terror / Thriller | Nacionalidad: Italia | Director: Dario Argento | Actores: David Hemmings, Daria Nicolodi, Gabriele Lavia | Productor: Claudio Argento, Salvatore Argento | Guión: Dario Argento, Bernardino Zapponi | Fotografía: Luigi Kuveiller | Música: Giorgio Gaslini, Goblin | Montaje: Franco Fraticelli

 

Sinopsis: Durante una exhibición pública de sus facultades una famosa médium sintoniza con una mente criminal mientras tanto, al fondo de la sala, una figura misteriosa abandona su asiento. Posteriormente, Mark, un pianista de jazz inglés aficionado en Roma y vecino de la parapsicóloga, contempla atónito desde la calle cómo una figura desconocida estrella la cabeza de su vecina contra la ventana de su apartamento…

 

 

Rojo Oscuro (1975)