El Séptimo Hijo (2014)

El Séptimo Hijo (2014)

 

Otro mundo muy poco fantástico.

El cine fantástico de espada y brujería (sobre todo el norteamericano) continúa inmerso en la resaca artística posterior al fenómeno de “El Señor de los Anillos”. Un incómodo limbo de difícil evasión, alimentado con el reciente estreno de la trilogía de “El Hobbit”. La saga de tintes netamente comerciales ha sustituido a la película individual autoconclusiva, dejando paso a una retahíla de series que se han revelado incapaces de competir con la fascinante mitología de Tolkien. Hollywood tardará en volver a conciliar calidad cinematográfica y éxito (o fracaso) en taquilla. Queda claro que la mofa irreverente (e incompleta) que supuso “Caballeros, Princesas y otras Bestias” hacía leña de un árbol caído.

Unos pocos títulos han retomado con cierto tino el formato de la fábula de hora y tres cuartos, aventuras de buena factura como “Stardust”, aunque la mayoría se han estrellado estrepitosamente, enfangados en una carencia de originalidad hiriente, más aun tratándose de este género en concreto; es el caso de “Solomon Kane”, “En Tiempo de Brujas” o el bochornoso remake de “Conan el Bárbaro”. “El Séptimo Hijo”, basada en el libro de Joseph Delaney, entra con fuerza en esta categoría de despropósitos y desilusiones, una aventura que tropieza nada más poner el pie en el camino.

Arranca la película de Sergey Bodrov con una desangelada escena en una improbable taberna medieval, y ya entonces nos percatarnos de que el trayecto será una continua decepción; que Jeff Bridges construya un personaje tan plano, con esa aterradora ausencia de carisma, es un punto de partida más que preocupante. El papel de Ben Barnes, el héroe soso, tampoco ayuda. Incluso el habitual atractivo de Julianne Moore muere a manos de una bruja chirriante, de maldad descafeinada.

Al final, tanto los personajes, como la trama, se abandonan a un aluvión de efectos digitales plagado de dragones, monstruos y alimañas de pelajes nada asombrosos; sobredosis de píxeles que atraganta y empalaga, mientras contempla como se desvanece una narración simplona y carente de atractivo. La fugaz presencia de Kit Harington nos recuerda algo evidente: el género fantástico actual, casi al completo, ha muerto fagocitado por la maravillosa “Juego de Tronos”.

Manu Castro (5/10)
@ManuCastroLSO
(01-01-2015)

 

• Lo mejor: Alicia Vikander
• Lo peor: La escasa personalidad de la propuesta.

 

 

El Séptimo Hijo (2014)

 

Título Original: Seventh Son | Género: Aventuras / Fantástico | Nacionalidad: Gran Bretaña / USA / Canadá / China | Director: Sergey Bodrov | Actores: Ben Barnes, Julianne Moore, Jeff Bridges | Productor: Basil Iwanyk, Thomas Tull, Lionel Wigram | Guión: Charles Leavitt, Steven Knight, Matt Greenberg | Fotografía: Newton Thomas Sigel | Música: Marco Beltrami | Montaje: Jim Page, Paul Rubell

 

Sinopsis: En una época de hechiceros, leyendas y magia, el último guerrero de una mística orden recorre el mundo en busca de un poderoso héroe, el último Séptimo Hijo, anunciado por la profecía. Apartado bruscamente de su tranquila vida en el campo, el joven héroe se embarca en una atrevida aventura con su experimentado y aguerrido mentor para derrocar a la oscura reina y a su ejército de asesinos sobrenaturales, los cuáles están decididos a aniquilar el reino del Séptimo Hijo.

 

 

El Séptimo Hijo (2014)