The Secret of Monkey Island (1990)

 

La vida pirata es la vida mejor.

Os presento a Guybrush Threepwood, joven aventurero, soñador y aprendiz de pirata recién llegado a la caribeña isla Mêlée (aka Mêlée Island™). Porque el sueño de Guybrush siempre ha sido surcar los mares cual bucanero, en busca de algún tesoro perdido o protagonizando una peligrosa aventura. El primer paso de su osada andadura consiste en conocer a los líderes piratas de la zona, que frecuentan el SCUMM bar, antro donde se ponen tibios bebiendo grog. Estos le encomiendan tres desafíos que, de ser completados con éxito, le permitirán convertirse en uno de ellos. No serán tareas fáciles de llevar a cabo. Su adiestramiento pasa por derrotar a Carla, la maestra de esgrima, en un duelo de espadas e insultos; robar una estatua de la mansión de la Gobernadora; y encontrar un tesoro enterrado. En su periplo por la isla, Guybrush conocerá a un variopinto grupo de personajes (algunos de baja catadura moral) entre los que destacan Otis, el prisionero de mal aliento; Stan, charlatán vendedor de barcos usados; Meathook, un marinero con garfios en ambas manos; y la atractiva y valiente Gobernadora de isla Mêlée, Elaine Marley. Justo cuando la relación con Elaine se pone interesante, hace acto de presencia el pirata fantasma LeChuck, sujeto que ha estado obsesionado con la Gobernadora desde sus días de hombre vivo. Mientras Guybrush completa sus tres objetivos, la fantasmal tripulación de LeChuck secuestra a Elaine y la lleva a su guarida subterránea situada en Monkey Island (es decir, a Monkey Island™).

Ya eres pirata. Ahora, recluta una tripulación. No tenemos muchas opciones, así que Guybrush le compra un barco ruinoso a Stan, y convence a Carla, Meathook y Otis para ir a rescatar a la Gobernadora Marley. Son mucho más que monos lo que nos espera en la misteriosa isla. Allí también habita el ermitaño Herman Toothrot y una tribu de caníbales con cabezas de vegetales… “Mira, detrás de ti, un mono de tres cabezas”. El resto es pura aventura (gráfica). Publicado originalmente por Lucasfilm Games en octubre de 1990, “The Secret of Monkey Island” fue el quinto juego en usar la tecnología SCUMM –tras “Maniac Mansion“, “Zak McKracken“, “Indiana Jones y la Última Cruzada: Aventura Gráfica” y “Loom“–. Este potente motor gráfico y su intuitiva interfaz point-and-click, le permitió a Ron Gilbert y su equipo (Dave Grossman y Tim Schafer, nada menos) confeccionar un divertido y entrañable videojuego que revolucionó el género para siempre. Su trama, basada libremente en el libro de Tim Powers “On Stranger Tides“, es una parodia de las clásicas historias de piratas; una narración repleta de humor y diálogos ingeniosos (imperdibles las peleas de insultos con los filibusteros de isla Mêlée escritas por Orson Scott Card: “Yo soy cola, tú pegamento…”) que engancha por su carisma arrollador. Aventura maravillosa, repleta de gags desternillantes (“Sólo tengo este pollo de goma…”) y personajes inolvidables; resulta imposible no sentirse identificado con su protagonista, Guybrush Threepwood, y sus encantadoras peripecias. “¡Apaga el ordenador y vete a la cama!”

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(01-08-2018)

 

• Lo mejor: Es un clásico fundamental. “¿Eso que llevas en el bolsillo es un recoge-plátanos o es que te alegras de verme?”
• Lo peor: No tener una botella de grog a mano.

 

¿Sabías que…? En un primer momento, el juego se distribuyó en cuatro disquetes de baja densidad, con gráficos EGA (16 colores). Las subsiguientes actualizaciones del motor SCUMM dieron lugar a versiones con gráficos VGA (256 colores). Más tarde se comercializó en formato CD-ROM con mejoras en el sonido. Esta aventura gráfica tuvo ediciones para multitud de sistemas: Amiga, Atari ST, MS-DOS y Macintosh entre otras, siendo las dos primeras las de mayor calidad hasta la llegada del estándar VGA. Su éxito hizo posible la realización de cuatro secuelas: “Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge“, “The Curse of Monkey Island“, “Escape from Monkey Island” y “Tales of Monkey Island“. Ron Gilbert, creador de la saga, ha asegurado en varias ocasiones que “Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra” y sus continuaciones, están más que basadas en la trama y ambientación conseguida en los juegos de la serie “Monkey Island“. No le falta razón.

 

 

Título Original: The Secret of Monkey Island | Género: Aventuras / Comedia / Fantástico | Nacionalidad: USA | Director: Ron Gilbert | Actores: Dominic Armato, Earl Boen, Alexandra Boyd | Productor: Kristina Academia, Gregory D. Hammond | Guión: Orson Scott Card, Ron Gilbert, Dave Grossman, Tim Schafer | Música: Barney Jones, Michael Land, Patrick Mundy, Andy Newell | Plataforma: Amiga, Atari ST, DOS, Macintosh, FM Towns, Mega-CD, Windows, PC | Desarrollador: LucasArts Entertainment Company, Lucasfilm Games

 

Sinopsis: La retorcida trama del juego conduce a nuestro ingenuo héroe en una divertida búsqueda a capa y espada del legendario secreto de Monkey Island. Historias de piratas lo atraen al puerto de Mêlée con mucha esperanza, nada de dinero y una insaciable curiosidad. Si es lo bastante listo, se ganará la confianza de los piratas de Mêlée y se encontrará a merced de los vientos del destino en dirección a la terrorífica y legendaria Monkey Island; una aventura que pondría los pelos de punta incluso al bucanero más sanguinario.