Zombis Nazis (2009)

 

Comentario

“Zombies Nazis” se estrena en circuito comercial gracias al tirón que viene disfrutando el cine de muertos vivientes desde hace ya casi una década. Una vez que títulos como “Resident Evil” o “Amanecer de los Muertos” se quitaron tímidamente la etiqueta de cine minoritario, la serie B de zombies dejó de ser un género relegado al estreno en videoclub y muchas producciones más o menos mediocres han tenido la oportunidad de proyectarse en cines. Sólo así se explica que este film allá encontrado distribuidor y fecha de estreno en nuestro país.

El proyecto de Wirkola aglutina los valores más relevantes del cine gore de los años 80, diseña su esencia artística desde una devota referencia a films como “Posesión Infernal”, “Terroríficamente Muertos” o “Braindead”, mientras rescata del olvido el subgénero protagonizado por esos nazis de ultratumba que nos trajeron, ya hace muchas décadas, Jean Rollin o Jess Franco. Sin perder nunca de vista el guiño cómplice a Raimi o Jackson, Wirkola recupera parte del humor y la casquería propia del splatstick ochentero, mientras construye, a golpe de asesinato sanguinolento, un film entretenido y, a ratos, bastante divertido. Aunque tampoco vamos a llevarnos a engaño; “Zombie Nazis” es un producto poco menos que rutinario y absolutamente carente de novedades dentro de un subgénero al que aún le queda mucho que ofrecer. Eso sí, se agradece el intento.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(06-08-2010)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

zoml1

 

 

Título Original: Død Snø | Género: Thriller / Terror / Comedia | Nacionalidad: Noruega | Director: Tommy Wirkola | Actores: Vegar Hoel, Stig Frode Henriksen, Charlotte Frogner | Productor: Tomas Evjen, Espen Horn, Terje Stroemstad | Guión: Stig Frode Henriksen, Tommy Wirkola | Fotografía: Matthew Weston | Música: Christin Wibe | Montaje: Martin Stoltz

 

Sinopsis: Un grupo de amigos tenía todo lo necesario para pasar unas vacaciones geniales en la montaña: cabaña, esquíes, motos de nieve, trineos, grandes cantidades de cerveza y mucha hormona desatada. ¡Seguro que ninguno de ellos había previsto no volver a casa con vida! Sin embargo, el batallón de nazis zombis que habitan las montañas que rodean el lugar con el apropiado nombre de Öksfjord (Fiordo del Hacha) tenía otros planes.