Daredevil (2003)

 

Justicia ciega.

Daredevil” llega dispuesta a rentabilizar el enorme tirón popular que han alcanzado las adaptaciones cinematográficas de los grandes héroes del cómic, un proyecto respaldado por la compañía Marvel, editorial completamente dedicada a exprimir cada viñeta de todos sus títulos, y con el beneplácito de la industria de Hollywood, que mira con ojos complacientes a todo proyecto salido de esta nueva gallina de los huevos de oro.

En 1964 ya había cierta saturación de superhéroes en los cómics americanos y Stan Lee pensaba en un nuevo personaje, alguien con rasgos distintivos que le diferenciaran del resto. Así nació Daredevil (en España Dan Defensor), el primer superhéroe ciego. Era sólo cuestión de tiempo que Matt Murdoch abandonara las páginas de papel para adentrarse en el mundo del celuloide. Mark Steven Johnson, reconocido fan de las aventuras protagonizadas por el superhéroe, toma el control de esta producción (dirección y guión), con el manual del género en una mano y los constringentes millones del estudio en la otra, para ofrecernos un espectáculo entretenido que no abandona en ningún momento los raíles de la comercialidad palomitera.

Puede que su protagonista no sea el típico superhéroe, pero “Daredevil” si es la típica película de superhéroes, lineal, predecible y repleta de clichés. La cinta cumple con todas las premisas del género: la dedicación a las causas perdidas de su protagonista está provocada por la pérdida de su padre cuando era niño, ganó sus poderes de forma accidental (una salpicadura de residuos radiactivos le dejó ciego, proporcionándole un nuevo sentido, una especie de sónar que le permite percibir formas y movimientos a través de las vibraciones de los sonidos) y combate a unos malos decididamente carnavalescos (Michael Clarke Duncan -Kingpin- y un Colin Farrell -Bullseye- con sobredosis de cafeína).

El argumento se reduce al viejo enfrentamiento entre el bien y el mal, y, sobre todo, a la sed de venganza del protagonista. No faltan las hazañas para salvar a incautos inocentes de las garras del crimen organizado, incluso queda algo de tiempo para que surja un fugaz romance. Ben Affleck (otro seguidor de la historieta) interpreta a un héroe muy físico, una gran presencia que dota de credibilidad a una propuesta un tanto folclórica y muy necesitada de personalidad propia. La cinta tiene tantos rasgos en común con películas como “Batman” o “Spider-Man”, con la que comparte las escenas de saltos entre los edificios de Nueva York, que los escasos toques de originalidad que aporta son recibidos con moderada simpatía.

En líneas generales, “Daredevil” resulta una película de acción y aventuras ciertamente entretenida, decididamente básica si atendemos al escaso atractivo de su argumento, pero con algunos detalles que garantizan cierto disfrute en su visionado. Se echa en falta la mano de Frank Miller, dibujante y guionista de la etapa más celebrada del cómic, que se dejó caer por el rodaje, pero tan sólo para realizar un pequeño cameo.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(07-03-2003)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

 

Título Original: Daredevil | Género: Acción / Fantástico / Drama | Nacionalidad: USA | Director: Mark Steven Johnson | Actores: Ben Affleck, Jennifer Garner, Michael Clarke Duncan | Productor: Avi Arad, Gary Foster, Arnon Milchan | Guión: Mark Steven Johnson, Bill Everett, Brian Helgeland | Fotografía: Ericson Core | Música: The Calling, Graeme Revell, Kyle Neeley | Montaje: Armen Minasian, Dennis Virkler

 

Sinopsis: La historia gira en torno a Matthew Murdock, un abogado que perdió la vista de niño por culpa de un accidente. El derrame de un bidón de productos biológicos tóxicos y el contacto con éstos le otorgó unos poderes especiales que le permiten “ver” mediante un radar, como los murciélagos. Atormentado por su ceguera y por la muerte de su padre cuando era un niño, “Daredevil” vive sólo para hacer pagar a los delincuentes todo el mal que él ha recibido en su vida. Es un vengador en toda regla. Moralmente, los límites son muy difusos para él. La violencia en ocasiones se desborda cuando anda cerca, con consecuencias imprevisibles. En esta ocasión tendrá que enfrentarse a Kingpin y Bullseye quienes pretenden eliminar al padre de una chica que acaba de conocer como Matt Murdock: Elektra.