A Way Out (2018)

 

Huida hacia la venganza.

Dicen que la gran virtud de este título, además del llamativo modo cooperativo, es su historia. Pues mal empezamos, porque la trama de “A Way Out” tiene el mismo recorrido de un pedo mal tirado. Peor aún, porque una buena bufa puede deleitarnos con un sonido divertido al salir del culo, capaz de provocar unas cuantas carcajadas. En cambio, este juego sólo nos deja un olor apestoso y denso: el hedor del tiempo perdido. Después de tan escatológica bienvenida, entro en detalles. Leo y Vincent están en prisión, pero son inocentes. Aquí se inicia un vendaval de clichés que va en aumento hasta llegar al anticlimático epílogo. Toca fugarse de la trena, así que los dos reos deciden colaborar para poner pies en polvorosa. Como ya os imagináis, un jugador maneja a Leo y otro a Vincent. La acción se desarrolla a pantalla partida, así que podemos optar por jugar en línea o echarnos una partida en local –lo mejor es que sólo necesitamos un disco de juego para organizar una pachanga–. La primera parte de esta aventura en tercera persona tiene lugar en la cárcel. Entre rejas nos habituamos a las sencillas mecánicas de juego. Todo está pensado y diseñado para que los dos protagonistas interactúen entre sí y se ayuden a avanzar por las instalaciones penitenciarias, pero como el desarrollo de la acción es de una linealidad absoluta, no existe apenas margen para la exploración. Josef Fares, director del juego y responsable de “Brothers: A Tale of Two Sons“, ahora al frente del estudio sueco Hazelight Studios, nos lleva de la mano como si fuéramos tonticos. Ninguno de sus puzles supone el más mínimo reto para nuestras atrofiadas neuronas. El camino a seguir está predefinido al milímetro y la colaboración entre jugadores se reduce a unos minijuegos tediosos y banales.

Grita libertad. Una vez fuera de prisión, después de una fuga más sosa que el pan sin sal, conocemos un poquito más sobre el pasado de ambos personajes. Los dos han sido traicionados y llevan una mochila repleta de dramas a sus espaldas, pero no importa demasiado (de hecho, no importa nada). Las historias individuales son bastante ridículas, carentes de sentido y emoción, pero la que surge de su pacto por la venganza es una chorrada de un calibre aún mayor. A estas alturas de la trama, y después de un puñado de pasajes carentes de interés (la granja, la persecución por carretera, el río…), el pequeño soplo de innovación de esta propuesta se ha desvanecido por completo. La jugabilidad y la narración se deshacen a la par, y secuencias en principio trepidantes, como las que tienen lugar en el edificio en construcción o el hospital, no consiguen mantener la tensión, lastradas por el atroz sentido del ritmo de su argumento. Entre ocurrencias, coincidencias y disparates, nos subimos a una avioneta rumbo a México, con la sensación de estar padeciendo un tutorial interminable. El nivel de interactividad es muy bajo, tanto que, durante periodos excesivamente largos, apenas tocamos unos pocos botones. Los QTE resultan igual de insulsos, aunque están mejor resueltos que los tiroteos, que son pura mierda, al igual que las deleznables fases de conducción. Estos evidentes defectos como videojuego, deberían quedar minimizados por una narración adictiva y picante, pero tampoco es el caso. “A Way Out” no es una experiencia entretenida, mucho menos divertida, y llega a convertirse en un auténtico peñazo. La intrascendencia de sus personajes, su guión torpe, mal desarrollado y peor resuelto, y lo efímero de su escueta originalidad, dan como resultado un producto profundamente insatisfactorio.

Manu Castro (4/10)
@ManuCastroLSO
(05-06-2018)

 

• Lo mejor: La división dinámica de la pantalla según la situación, ya sea una conversación, un tiroteo o una persecución.
• Lo peor: No es tan original como lo venden.

 

 

Título Original: A Way Out | Género: Acción / Aventuras | Nacionalidad: Suecia | Director: Josef Fares | Actores: Fares Fares, Eric Krogh, Andrea Deck | Productor: – | Guión: Josef Fares | Música: Gustaf Grefberg, Sam Hulick | Plataforma: PlayStation4, Xbox One, PC | Desarrollador: Hazelight Studios, Electronic Arts (EA)

 

Sinopsis:A Way Out” es un juego para disfrutar en el sofá o de forma cooperativa en línea en el que desempeñas el papel de uno de los dos prisioneros en un atrevido escape de una cárcel de máxima seguridad. Lo que comienza como una fuga emocionante se convierte rápidamente en una aventura emocional diferente a todo lo visto y jugado antes. “A Way Out” es una experiencia para dos jugadores. Cada jugador controla uno de los personajes principales, trabajando juntos para escapar de la prisión y continuar más allá de la vida de cada personaje. Es un juego que explora la confianza, traición y enfrentarse a las consecuencias de tus decisiones.