Daimajin: El Dios Diabólico (1966)

 

Jodieron a la piedra equivocada.

Sorprendente fusión entre dos géneros, el Chambara (películas de samuráis) y el Kaiju Eiga (películas de monstruos gigantes), que no parecían destinados a encontrarse. Contra todo pronóstico, la productora Daiei nos regaló una de las grandes cintas de aventuras de un periodo en el que el estudio nipón estaba volcado en la saga “Gamera”. En una montaña prohibida, una estatua de piedra retiene el espíritu de un dios muy poderoso (lo de diabólico se lo sacó de la manga algún espabilado). Los habitantes del poblado cercano, temerosos, rezan para evitar la liberación de Majin cada vez que este hace temblar la tierra. Mientras tanto, en el castillo de la región tiene lugar un golpe de estado. Un nuevo y tiránico señor feudal se hace con el control. Pasan los años y el despiadado gobernante decide derribar la escultura para que su poder no se ponga en entredicho. Es entonces cuando Majin se despierta gracias a una plegaria y monta en cólera, desatando su furia contra todos aquellos que osaron desafiarle. Maravillosos paisajes pintados, miniaturas y maquetas configuran un gran espectáculo y están a la altura de una trama muy entretenida. Se estrenaron dos secuelas ese mismo año.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(05-05-2020)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

 

Título Original: Daimajin | Género: Drama / Fantástico / Terror | Nacionalidad: Japón | Director: Kimiyoshi Yasuda | Actores: Miwa Takada, Yoshihiko Aoyama, Jun Fujimaki | Productor: Masaichi Nagata, Mitsuru Tanabe | Guión: Tetsurô Yoshida | Fotografía: Fujio Morita | Música: Akira Ifukube | Montaje: Hiroshi Yamada

 

Sinopsis: En una remota montaña, una estatua de piedra tiene atrapado en su interior el espíritu de un dios muy poderoso. Por ello, los habitantes del poblado cercano rezan para apaciguar esta alma retenida. Al señor feudal del lugar no le importan estas prácticas, pero uno de sus hombres de confianza, que se hace con el poder después de encabezar un sangriento golpe de estado, decide destruir el monolito de piedra. Es entonces cuando Majin se despierta gracias a una plegaria, monta en cólera, deja a las fuerzas del gobernador hechas trizas y va en su búsqueda.

 

 

 

Último visionado: 05/05/2020