Halo: Combat Evolved (2001)

 

En pie, SPARTAN.

Nos adentramos muchos años en el futuro de nuestra especie, en una época donde la superpoblación de la Tierra ha llevado a la raza humana a establecerse en otros mundos. Los viajes interestelares, a velocidades mayores que la de la luz, han propiciado la colonización de multitud de planetas. Para garantizar una mejor, más segura y rápida exploración de la galaxia, la agencia UNSC estableció una colonia humana en el planeta Reach a modo de astillero espacial y centro de investigaciones científicas y militares. Allí se desarrolló durante años un experimento militar secreto conocido como proyecto SPARTAN, cuyo objetivo era la creación de un ejército de supersoldados cibernéticos genéticamente mejorados. Estos soldados fueron concebidos como el arma definitiva contra la mayor amenaza de la humanidad hasta entonces: el Pacto, un conjunto de razas alienígenas tecnológicamente avanzadas conocido también como Covenant. Tras una serie de abrumadoras derrotas militares, que habían puesto contra las cuerdas a la UNSC, los supersoldados del proyecto SPARTAN-II lograron contener de manera efectiva a las fuerzas del Covenant durante un tiempo. Pero el Covenant, convencido de que la humanidad en sí misma suponía una herejía y una afrenta a sus dioses, no dio tregua a los ejércitos humanos, iniciando de esta manera una guerra total que se extendió hasta el último rincón de la galaxia.

En un último esfuerzo para tratar de poner fin al conflicto, los soldados SPARTAN-II recibieron la orden de localizar el planeta natal del Covenant. Con el fin de preparar la misión más crucial de sus vidas, todo el contingente SPARTAN se reunió en Reach para recibir las últimas indicaciones de la operación. Por desgracia, dos días antes de su partida, las fuerzas del Covenant atacaron Reach con fiereza, destruyendo la colonia en su totalidad. The Pillar of Autumn fue la única nave espacial que sobrevivió a la invasión planetaria. A bordo se encontraban Cortana, una avanzada IA, y el comandante de los SPARTANS-II, el Jefe Maestro (John-117). La tripulación de la astronave inició entonces un viaje interestelar sin rumbo, con la esperanza de alejar al ejército enemigo del planeta Tierra. Ahora, cuando todo parece perdido, con el Pillar of Autumn asediado por la beligerante flota Covenant, una colosal figura emerge en el horizonte para cambiarlo todo: Halo. En este anillo artificial, capaz de albergar vida en el espacio exterior, y cuyo diámetro supera los diez mil kilómetros, tiene lugar nuestro peligroso periplo a través de los diez niveles del modo campaña (“Pillar of Autumn”, “Halo”, “Verdad y Reconciliación”, “El Cartógrafo Silencioso”, “Asalto a la Sala de Control”, “Chispa Culpable 343”, “La Librería”, “Dos Traiciones”, “Keyes” y “Las Fauces”). Jefe Maestro, activado y listo.

Halo: Combat Evolved” fue el título debut de la consola Xbox en 2001; un lanzamiento fabuloso para una máquina que pretendía hacerse un hueco en el saturado mercado de videojuegos. Y menuda presentación en sociedad tuvo la “caja x”, porque Bungie Studios se sacó de la manga uno de los FPS más contundentes de todos los tiempos. “Halo” fue el inicio de una de las franquicias más populares y laureadas de Microsoft, un juego que captó la atención de multitud de aficionados gracias a su perfecta fusión entre jugabilidad y calidad narrativa. Se trata de una aventura repleta de posibilidades (a los numerosos y variados enemigos, que gozan de una sorprendente inteligencia artificial, tenemos que unir el novedoso despliegue de vehículos y un arsenal muy bien surtido), con una trama rica en matices y un ritmo impecable que actúa de perfecto soporte para la acción y el espectáculo de un apartado técnico sobresaliente. Las incógnitas acerca del propósito de Halo nos mantendrán pegados a la pantalla más allá de los tiroteos y las explosiones –el componente adictivo aumenta aún más cuando conocemos la existencia de los Forerunner y los Flood–. Son muchos los alicientes (incluida la banda sonora) de esta portentosa epopeya espacial. La expresión “marcar una época” encaja a la perfección con el talante de esta propuesta ineludible.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(31-10-2017)

 

• Lo mejor: Su atmósfera nos cautiva y atrapa por completo.
• Lo peor: Las físicas de los vehículos.

 

¿Sabías que…? Con motivo del décimo aniversario de su lanzamiento (2011), Microsoft puso a la venta una versión denominada “Halo: Combat Evolved Anniversary“. Se trata de una revisión para Xbox 360 del “Halo” original, con gráficos mejorados a partir del motor gráfico usado en “Halo: Reach” y un modo cooperativo en línea. En 2014 se incluyó este título en el recopilatorio “Halo: The Master Chief Collection“, lanzado en Xbox One.

 

 

Título Original: Halo: Combat Evolved | Género: Acción / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Jason Jones | Actores: – | Productor: Hamilton Chu | Guión: – | Música: Martin O’Donnell, Michael Salvatori | Plataforma: Xbox, PC, Xbox 360, Xbox One | Desarrollador: Bungie Studios, Gearbox Software, Westlake Interactive

 

Sinopsis: Mientras el Crucero Ligero (Clase Halcyon) UNSC Pillar of Autumn emerge de un salto desliespacial, a lo lejos se aprecia una gran estructura en forma de anillo. El protagonista principal, John-117 o el “Jefe Maestro”, está en sueño criogénico dentro de la nave cuando son abordados por el Covenant, un colectivo de razas alienígenas unidas por sus fanáticas creencias religiosas. El Jefe Maestro es despertado de su sueño para ayudar en la evacuación de la nave y en el aterrizaje en la superficie del HALO (Instalación 04), consiguiendo así su primer objetivo, la protección de la IA que le acompaña: Cortana. Esta IA contiene información vital para la raza humana, y por ello no debe ser capturada por el Covenant, ya que si esto llega a ocurrir, el enemigo podría descubrir la localización del planeta Tierra. Adentrándose en los secretos de Halo con la ayuda de Cortana, el Jefe Maestro intentará destruir el anillo y a toda una armada del Covenant… pero a un costo demasiado alto.