La Bestia Bajo el Asfalto (1980)

La Bestia Bajo el Asfalto (1980)

 

Mientras el váter no devuelva lo que se trague…

Tras una de esas terribles casualidades que sólo acontecen en la serie B más refinada, una cría de caimán va a parar a la misma red de alcantarillado que una irresponsable empresa de experimentación genética utiliza para deshacerse de sus vertidos tóxicos. Por allí, en un ambiente saturado de una hormona de crecimiento sintética, se pasea la desdichada criatura antes de mutar, crecer desproporcionadamente, devorar a todo el que entra en los subterráneos y dejar en ridículo al incompetente cuerpo de policía local. Una vez que empiezan a aparecer miembros mutilados y los espabilados de siempre bajan a las cloacas en busca de una muerte absurda, comienza un festival repleto de escenas surrealistas y situaciones que te dejarán boquiabierto. Cuidado que hay spoilers.

Tras tiburones, orcas y pirañas, el monstruoso caimán llega para enfrentarse a unos protagonistas memos, andanadas de diálogos absurdos y una trama repleta de incongruencias (con guión de John Sayles, responsable de “Piraña” y “Aullidos“); lo habitual en el subgénero, pero con algo más de medios en la producción. Robert Forster es el policial encargado de investigar las muertes relacionadas con el reptil. Tomado por loco en un primer momento, y más tarde apartado del caso, el prealopécico madero forma tándem con la bióloga local (otrora propietaria del caimán) para intentar salvar la situación. Desesperadas, las ineptas autoridades (aquí también hay un alcalde corrupto) recurren a un experimentado cazador interpretado por Henry Silva; otro que fracasa estrepitosamente, dejando el pellejo en la operación. Mientras tanto, la bestia surge de las profundidades atravesando las aceras de la ciudad, se oculta en las piscinas de los paisanos de la zona y va sumando muertes en su haber. Lewis Teague (“Cujo“) lo da todo en la recta final, introduciendo al bicho en la boda de la hija del corrupto dueño de la compañía genética. Los culpables pagan. Memorable.

Manu Castro (3/10)
@ManuCastroLSO
(01-02-2016)

 

• Lo mejor: El “atentado” frustrado de la comisaría.
• Lo peor: Que la tomes en serio, sin una birra en la mano.

 

La Bestia Bajo el Asfalto (1980)

 

Título Original: Alligator | Género: Terror / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Lewis Teague | Actores: Robert Forster, Robin Riker, Michael V. Gazzo | Productor: Robert S. Bremson, Brandon Chase, Mark L. Rosen | Guión: John Sayles, Frank Ray Perilli | Fotografía: Joseph Mangine | Música: Craig Huxley | Montaje: Larry Bock, Ron Medico

 

Sinopsis: Un cocodrilo gigante ataca Chicago. Todo comienza cuando un bebé cocodrilo penetra en el sistema cloacal de la ciudad, tras ser arrojado a un inodoro. A lo largo de los siguientes 12 años estuvo creciendo y viviendo en este ambiente, hasta que una compañía química decidió deshacerse de unas hormonas del crecimiento con las que habían estado experimentando…

 

 

La Bestia Bajo el Asfalto (1980)