La Calabaza Mágica (1985)

 

Kalabaza tripontzia.

En el planeta Calabaza todo es posible; bien lo sabe el bigotudo anciano que hace las veces de narrador y nos introduce en este insólito mundo. En órbita a la Calabaza Mágica, como si de un satélite más se tratara, el hombre nos relata varios cuentos independientes basados en la mitología, el folklore y las leyendas populares del País Vasco. Comienza la película con el relato protagonizado por los tártalos, un pueblo ancestral cuyos peludos miembros contaban con un sólo ojo. Después conocemos la leyenda de la Lamia; más tarde al diminuto Kukubiltxo que, gracias a su pequeño tamaño, puede esconderse en una cáscara de nuez; y a Patxi, un avispado paisano de Éibar que se enfrenta al diablo Galtzagorri y a su monstruo de múltiples cabezas, el Herensuge. La última fábula nos explica por qué el narrador acabó flotando en el espacio, tras participar en un aquelarre junto a sus hermanas brujas. Todas las historias tienen un tono diferente, incluso un apartado artístico propio. Así pues, cada segmento goza de un marcado estilo narrativo y un tipo de dibujo bien diferenciado; esta deliberada fragmentación de la obra dota al conjunto de una atractiva diversidad.

Dirigida en 1985 por Juanba Berasategi, pionero del cine de animación vasco, y producida por Luis Goya, al frente de la productora donostiarra Jaizkibel, “La Calabaza Mágica” es el primer largometraje de animación de la historia del cine vasco. Con guión de Koldo Izagirre y una banda sonora compuesta por el grupo bilbaíno Oskorri, el film se estrenó en el Festival de San Sebastián, donde obtuvo reacciones positivas de crítica y público, además de la Mención de Honor del certamen. Aunque yo la descubrí siendo niño en la sección de dibujos animados de un videoclub de mi barrio, nunca me ha parecido una película infantil; de hecho, no lo es. De entre los trazos y el colorido de sus personajes, subyace un puñado de elementos más atrevidos. El humor ácido se entremezcla con la crítica política, sobre todo en el pasaje protagonizado por Patxi y el malévolo Galtzagorri, ambientado en una Éibar asfixiada por carreteras que parecen los brazos de un pulpo de asfalto. La situación política vasca tiene su reflejo en los caóticos debates populares del ayuntamiento, seguidos con interés por policías de paisano. Esta Calabaza Mágica es mucho más que burros y vacas que hablan.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(02-09-2017)

 

• Lo mejor: Su decidido espíritu pionero.
• Lo peor: Hoy está completamente desaparecida.

 

 

Título Original: Kalabaza Tripontzia | Género: Animación / Comedia / Fantástico | Nacionalidad: España | Director: Juan Bautista Berasategi | Actores: – | Productor: Luis Goya | Guión: Koldo Izagirre | Fotografía: – | Música: Oskorri | Montaje:

 

Sinopsis: Un fantástico satélite surca el espacio. Es de carne y hueso, y tiene un enorme bigote. Y habla. Es el hombre que quiso ir al aquelarre y se equivocó de camino. Él nos enseña el mundo de la Calabaza Mágica. En la Calabaza Mágica hasta los burros y las vacas son capaces de hablar, porque Kukubiltxo les echa una mano. Kukubiltxo es tan pequeño que cabe en una cáscara de nuez. Tártalo en cambio es un ser enorme y peludo, de un sólo ojo. Aunque son siete las cabezas del Herensuge, el monstruo de Galtzagorri…