La Legión de los Hombres sin Alma (1932)

 

La isla mágica.

El 10 de febrero de 1932 se estrenó en Broadway la obra de teatro de Kenneth Webb titulada “Zombie“, basada en el libro “The Magic Island” de W.B. Seabrook. Aunque la propuesta no tuvo demasiado éxito –fue retirada tras apenas veintiún representaciones–, atrajo la atención de Edward y Victor Halperin, propietarios de una pequeña productora de cine independiente. Los hermanos Halperin encargaron la escritura de un guión basado en dicha obra de teatro a Garnett Weston y de esta manera se inició, casi de inmediato, el rodaje de la versión cinematográfica. Victor Halperin asumió la dirección del proyecto y la United Artist distribuyó el largometraje. A pesar de los muchos intentos de Kenneth Webb, que consideraba el film un flagrante plagio de su obra teatral, la cinta se estrenó en los Estados Unidos el 4 de agosto de 1932, cosechando unos estupendos resultados en taquilla. Se inicia entonces el camino del muerto viviente en el séptimo arte, ya que “White Zombie” (“La Legión de los Hombres sin Alma” en España) es la primera película de la historia en la que aparecen zombis.

Neil Parker (John Harron) y Madeleine Short (Madge Bellamy) son una joven pareja de viaje por la misteriosa Haití. Allí conocen al excéntrico terrateniente Charles Beaumont (Robert Frazer), que se muestra inusualmente hospitalario con los viajeros e incluso les insta a celebrar su boda en su imponente hacienda. Pero las verdaderas intenciones de Beaumont son otras; aprovechando la llegada de los enamorados a su casa, trata de seducir a Madeleine sin conseguirlo. Este fracaso no hace más que aumentar sus delirios. Al ser rechazado, acude al hechicero vudú Legendre –interpretado por Béla Lugosi, un año después de ponerse en la piel de “Drácula” (Tod Browning, 1931)– que, además de practicar la magia negra, posee una legión de muertos vivientes a su servicio. Juntos conciben un escabroso plan que pasa por convertir a Madeleine en zombi, para que se la declare muerta de manera oficial. Una vez enterrada la muchacha, Neil, destrozado, se vería obligado a volver a los Estados Unidos, pudiendo revivir después Legendre a la joven para saciar las ansias del perturbado Beaumont. Pero el siniestro Legendre tiene propósitos aún más perversos…

“No eran hombres, señora; eran cadáveres vivientes”. Visiblemente influenciada por el cine expresionista alemán –hay escenarios y secuencias que parecen emular a los de “El Gabinete del Doctor Caligari“, por ejemplo–, la estética sombría y la atmósfera malsana de la película nos ofrecen la parte más nutritiva de esta propuesta. La escenografía y el trabajo de fotografía consiguen generar un alto grado de tensión e inquietud entre el público. Resultan también evidentes las reminiscencias del aún próximo cine mudo; la mayor parte del escaso metraje de la película –apenas setenta minutos– no contiene sonido. Obviando ciertos agujeros en el guión y lo anodino de alguna de sus interpretaciones, “La Legión de los Hombres sin Alma” se revela como curiosa y entretenida película de terror. Más allá de ser considerada el germen de todo un subgénero del horror, “White Zombie” es una peculiar experiencia que nos introduce en los rituales caribeños de zombificación, aunque sea de una manera ingenua e inofensiva. En 1936 Victor Halperin volvería a tratar la temática zombi en la poco afortunada “Revolt of the Zombies”.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(17-12-2001)

 

• Lo mejor: La ambientación. Béla Lugosi moviendo las manos.
• Lo peor: El asunto del plagio no mola.

 

¿Sabías que…? Sherman S. Krellberg financió la producción de la película a través de su corporación Amusement Securities, usando los derechos sobre el film como garantía. Como los Halperin no pudieron devolver el préstamo a tiempo, Krellberg se convirtió en propietario de los derechos de explotación de la película, volviendo a distribuir el film de manera regular durante muchos años.

 

zoml1

 

 

Título Original: White Zombie | Género: Terror | Nacionalidad: USA | Director: Victor Halperin | Actores: Bela Lugosi, Madge Bellamy, Joseph Cawthorn | Productor: Edward Halperin | Guión: Garnett Weston | Fotografía: Arthur Martinelli | Música: Xavier Cugat, Guy Bevier Williams | Montaje: Harold McLernon (Howard McLernon)

 

Sinopsis: Un ejército de zombies roba tumbas y se lleva los cuerpos a una refinería de azúcar donde los muertos vivientes trabajan sin parar moliendo la caña para su malvado creador, encarnado por Bela Lugosi. La joven y hermosa Madeleine es su próximo objetivo: sólo si la convierten en zombie podrán separarla de su amado.