Pixels (2015)

Pixels (2015)

 

Invasión de 8 bits.

Reconozco que, con el paso de los años, le he ido cogiendo cierta manía (muy malsana) a Adam Sandler. Mi animadversión no se gesta en el hecho de verlo interpretar el mismo tipo de personajes una y otra vez. No es a causa de sus tics, sus bromas repetitivas o la insufrible comicidad de ese cine de colegas carrozones en el que parece haberse instalado a perpetuidad. Lo cierto es que no soporto la escasa capacidad de entretenimiento de sus últimos proyectos. “Zohan: Licencia para Peinar”, “Desmadre de Padre” o “Jack y su Gemela”, son claros ejemplos de comedias mediocres y, además, tremendamente aburridas. Entre estos títulos nefastos, Sandler intercala películas algo menos decepcionantes (“Sígueme el Rollo” podría ser una de ellas), pero enseguida retorna a las tramas de humor masticado y gags pedregosos: aka “Niños Grandes”.

Nostalgia y redención. “Pixels” reutiliza el esquema de la pandilla peterpanesca aferrada a sus años mozos, cuando todo era arcade, hamburguesas y diversión. Aquí el grupo lo compone un puñado de frikis de las maquinistas, ases del joystick que han seguido caminos dispares en su vida adulta. Chris Columbus le aporta el toque de calidad ochenter a la cinta, una aventura sembrada de cinefilia geek, donde “Los Cazafantasmas” actúan de inspiración algo más que visual de la propuesta. Este fin del mundo (entre chascarrillos más o menos graciosetes) causado por una invasión alienígena que utiliza el manual “Independende Day” para diseñar la acción, se ve gratamente apuntalado gracias a la presencia de los protagonistas digitales de la infancia, y la adolescencia, de muchos de nosotros.

Recuerdos de la sala de juegos en medio de un ataque de marcianitos. Colegueo entre unos perdedores inmaduros encargados de salvar al mundo; la venganza del héroe improbable, aquel que sustentó con su cartera la cultura pop de los ochenta. A fin de cuentas, una mirada incisiva (con la sonrisa nerviosa dibujada en el rostro) hacia un sector, el de los videojuegos, que en menos de tres décadas ha desbancado al séptimo arte como primera industria del ocio y el entretenimiento. Divertida por momentos, “Pixels” nos entrega menos de lo que cabría esperar de un proyecto con un concepto de partida tan original como desaprovechado.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(27-02-2016)

 

• Lo mejor: El concepto es llamativo y la puesta en escena ligeramente entretenida.
• Lo peor: La sensación de estar ante una proyecto que desaprovecha demasiadas buenas ideas.

 

Pixels (2015)

 

Título Original: Pixels | Género: Acción / Comedia / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA / China / Canadá | Director: Chris Columbus | Actores: Adam Sandler, Kevin James, Michelle Monaghan | Productor: Michael Barnathan, Chris Columbus, Allen Covert | Guión: Tim Herlihy, Timothy Dowling | Fotografía: Amir Mokri | Música: Henry Jackman | Montaje: Peck Prior, Hughes Winborne

 

Sinopsis: Alienígenas intergalácticos reciben señales de videojuegos arcade clásicos y los malinterpretan como una declaración de guerra contra ellos, así que deciden atacar la Tierra utilizando estos juegos como modelo para sus múltiples ataques. El presidente Will Cooper tiene que recurrir a su amigo de la infancia, quien fuera campeón de videojuegos en los años 80, Sam Brenner, para liderar un equipo de jugadores de videojuegos de la vieja escuela –antiguos “arcaders”– capaces de derrotar a los extraterrestres y salvar el planeta.

 

 

Pixels (2015)