Pompeya (2014)

Pompeya (2014)

 

Tortazos en las laderas del Vesubio.

La chatarrería digital en la que Paul W.S. Anderson convierte las sofocantes escenas de acción y los combates que definen esta adinerada serie B catastrófica, se confabula con los brochazos y las salpicaduras provenientes de la inútil construcción de personajes y la chirriante trama de super-péplum. Periplo en forma de manida aventura (donde el huérfano-esclavo-gladiador desafía al orden tiránico dominante) que dosifica el tedio que gobierna toda la propuesta, en la interminable espera anterior a la hecatombe, cuando el volcán entra en erupción para arrasa a unos y otros.

¿Hemos llegado ya? Es Kiefer Sutherland el único que parece divertirse (y divertir) entre tanto cartón-piedra digital, consciente de las limitaciones de personaje y película, desarrollado un malvado de manual, excesivo y odioso, capaz de ensombrecer la relación (bajo cero) de los sosos Kit Harington y Emily Browning. “Pompeya” tarda demasiado en sucumbir al fuego y la lava, lo suficiente para conseguir que lleguemos exhaustos a la parte nutritiva de la cinta, aquella en la que tierra y mar se confabulan para sepultar a la condenada urbe, matar a todos sus ciudadanos y brindarnos un tour de force sobre cuadrigas que esquivan edificios derruidos y olas gigantes, dejando atrás la inoperancia del conjunto.

Manu Castro (5/10)
@ManuCastroLSO
(26/12/2015)

 

• Lo mejor: Cuando el Vesubio se enfada. La persecución-huida de la recta final.
• Lo peor: En Pompeya hay mucha paja y poco magma.

 

Pompeya (2014)

 

Título Original: Pompeii | Género: Acción / Aventuras / Drama | Nacionalidad: Canadá / Alemania | Director: Paul W.S. Anderson | Actores: Kit Harington, Emily Browning, Kiefer Sutherland | Productor: Paul W.S. Anderson, Jeremy Bolt, Don Carmody | Guión: Janet Scott Batchler, Lee Batchler, Michael Robert Johnson | Fotografía: Glen MacPherson | Música: Clinton Shorter | Montaje: Michele Conroy

 

Sinopsis: En la película “Pompeya”, Milo es un esclavo convertido en gladiador que contempla impotente cómo su verdadero amor, Casia, la hermosa hija de un rico mercader, se ha prometido con un corrupto Senador romano. Pero cuando el Monte Vesubio entra en erupción, Milo deberá luchar en una carrera contra el tiempo para salvar a su amada mientras la magnífica ciudad de Pompeya se derrumba a su alrededor.

 

 

 

 

 

 

Pompeya (2014)