Scarecrows (Zona Restringida) (1988)

Scarecrows (Zona Restringida) (1988)

 

Codicia, maíz y muerte.

Curiosa cinta de terror dirigida por William Wesley (“Route 666“), en la que se narran las desventuras de un grupo de mercenarios paramilitares que acaban de cometer un sangriento atraco en un banco de Camp Pendleton, gracias al cual consiguen un botín de tres millones de dólares. Tras el crimen, toman como rehenes a un piloto y su hija, y huyen del lugar en un destartalado avión bimotor. Parece un golpe perfecto, hasta que la codicia de uno de los miembros de la banda echa a perder toda la operación. El fulano se lanza en paracaídas con el dinero y les deja a sus socios un bonito recuerdo en forma de granada de mano. El tipo cae en una especie de siniestra plantación y comienza a buscar el cargamento de billetes. Los del avión sobreviven a la explosión, consiguen aterrizar e inician una disparatada caza al hombre. La noche promete ser entretenida. Aviso, la velada puede contener algún spoiler.

Haciendo uso de un reconocible arquetipo junguiano, el espantapájaros (sí, yo también he visto “Batman Begins“), el director de origen cubano nos traslada a una lúgubre finca, aparentemente abandonada. El lugar está sembrado de cruces y espeluznantes espantapájaros –inquietantes figuras asociadas habitualmente a las pesadillas y el horror–. El tipo de afán acaparador llega a una casa ruinosa y encuentra una fotografía de tres curiosos rednecks, aka paletos. El caso es que, al tratar de escapar de tan poco confortable lugar, una de esas figuras inmóviles –rellenas de paja– cobra vida, arrebatándole la suya al ambicioso y desleal ladrón. Sus airados socios prosiguen su búsqueda, y la del dinero. La pesadilla se desarrolla a través de un puñado de conversaciones ridículas y situaciones absolutamente absurdas. El grupo de maleantes acaba sitiado por los seres sobrenaturales, que además son expertos en mutilaciones, gore y una violencia exagerada que roza lo cómico en no pocas ocasiones.

Scarecrows” (subtitulada en España “Zona Restringida“) es un sangriento slasher que toma prestada la estética propia del gótico americano, con “La Matanza de Texas” de Hooper como referente obvio de la propuesta. La trama, a pesar de su torpeza inicial, va al grano con contundencia e incluso tiene tiempo de articular un interesante acercamiento al género zombi, que recuerda ligeramente a “La Noche de los Muertos Vivientes” de Romero –con un muerto andante forrado de billetes de dólar–. Terror competente por momentos (brutal la escena del apuñalamiento en la cara), ingenuo y disparatado en otros (la hija del piloto retocándose continuamente el pelo en medio de un infierno de vísceras). La cinta utiliza la imagen del espantapájaros, tan arraigada en el inconsciente colectivo (usada con más acierto en el telefilm de 1981 “La Oscura Noche del Espantapájaros” y años más tarde en “Jeepers Creepers“), para narrar una especie de castigo de tintes moralistas que llega a su cúspide cuando la jefa del comando se queda rezagada recogiendo los billetes arrugados de entre el barro y la sangre. Niños, el capitalismo mata.

Manu Castro (4/10)
@ManuCastroLSO
(22-06-2016)

 

• Lo mejor: Su tono de pesadilla surrealista.
• Lo peor: Personajes, diálogos y situaciones más allá de la estulticia.

 

Scarecrows (Zona Restringida) (1988)

 

Título Original: Scarecrows | Género: Terror / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: William Wesley | Actores: Ted Vernon, Michael David Simms, Richard Vidan | Productor: Ted Vernon, William Wesley, Cami Winikoff | Guión: William Wesley, Richard Jefferies | Fotografía: Peter Deming | Música: Terry Plumeri | Montaje: William Wesley

 

Sinopsis: Una banda de atracadores consigue robar más de tres millones de dólares en efectivo. Para escapar secuestran un avión privado, pero el ambicioso Bert decide quedarse con todo el dinero, tirar una granada dentro del avión y saltar en paracaídas. Bert va a parar a una pequeña cabaña de un campo de maíz protegido por un espantapájaros que extrañamente cobra vida y lo asesina. El resto del grupo, que ha sobrevivido y ha salido en su búsqueda, llega hasta la cabaña sin saber lo que les espera…

 

 

Scarecrows (Zona Restringida) (1988)