Zombies Ate My Neighbors (1993)

Zombies Ate My Neighbors (1993)

 

El vecino se ha comido a mi perro.

Otra pequeña maravilla desarrollada por LucasArts (distribuido por Konami). “Zombies Ate My Neighbors” (renombrado como “Zombies” en Europa y Australia por problemas de censura) se editó en 1993 en dos versiones, una para Sega Mega Drive y otra para Super Nintendo. Se trata de una aventura que homenajea con un divertido tono cómico al cine de terror más popular, desde las cintas de la década de los 50 hasta los slasher de los 80. El juego reúne un montón de referencias cinéfilas que van desde “La Noche de los Muertos Vivientes” a las películas de ciencia-ficción de serie B de los 50, pasando por las más recientes “Viernes 13” o “Temblores”, sin olvidar los clásicos de la Universal de los años 30.

La mecánica es bastante sencilla y tremendamente divertida; nosotros manejamos a Zeke, un chaval con el pelo de punta y gafas 3D, y a Julie, una chica guapa y resolutiva. A través de 48 niveles (que incluyen pantallas en barrios de los suburbios, centros comerciales, castillos y pirámides) nos enfrentaremos, entre otros, a zombies, hombres lobo, vampiros, momias, plantas venenosas, monstruos acuáticos, marcianos, muñecos poseídos y asesinos con motosierra, mientras intentamos salvar la vida de nuestros vecinos (al menos un por pantalla si queremos superar el nivel). Armados con un arsenal de pistolas de agua, helados, latas de coca-cola, bazookas, tenedores, platos, cruces de plata, cajas de Pandora y pociones (una de las cuales nos transforma en una bestia morada invulnerable), debemos mantener a ralla a las hordas de monstruos que asolan nuestro vecindario, para enfrentarnos al cerebro detrás de la invasión de tan temibles criaturas: el siniestro Dr. Tongue.

La excelente banda sonora compuesta por Alistair George Sanger contiene temas memorables y acompaña perfectamente a la trepidante acción. El motor ZAMN, que más tarde sería también utilizado para la secuela “Ghoul Patrol”, nos proporciona unos vistosos y coloridos gráficos y una jugabilidad fabulosa. La posibilidad de jugar en modo cooperativo con un amigo nos proporciona la excusa ideal para disfrutar de este clásico de los 16 bits una y otra vez (cada 4 niveles se obtiene un password para no tener que empezar desde el inicio si nos matan).

En total 55 niveles (los 48 normales, los 6 de bonificación y el de créditos, donde tendremos que salvar víctimas en las oficinas de los creadores del juego) de diversión absoluta. Y todo ello a pesar de una absurda censura que limitó el gore y sustituyó la sangre por una sustancia púrpura. Este excelente predecesor de títulos de zombies tan populares como “Left 4 Dead” o “Dead Rising” es un juego fundamental del catálogo de SNES y MD.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(28-02-2006)

 

• Lo mejor: Entretenimiento con mayúsculas: zombies y pistolas de agua.
• Lo peor: De verdad, este título no tiene nada malo.

 

zoml1

 

Zombies Ate My Neighbors (1993)

 

Título Original: Zombies Ate My Neighbors | Género: Terror / Aventuras / Ciencia Ficción / Comedia | Nacionalidad: USA | Director: – | Actores: – | Productor: – | Guión: – | Música: Joe McDermott | Plataforma: Super Nintendo, Mega Drive | Desarrollador: Konami

 

Sinopsis: Zeke y Julie parecen haber despertado en una película de terror: zombies, hombres lobo, alienígenas y clones malvados vagan a sus anchas por su humilde vecindario, aniquilando a sus apacibles vecinos. Pero ellos han visto demasiadas películas de terror para dejarse atrapar tan fácilmente y, armados con pistolas de agua, se lanzan al rescate de los humanos.

 

 

Zombies Ate My Neighbors (1993)