Baby Driver (2017)

 

Para ser conductor de primera…

“Baby Driver” tiene muchas virtudes, pero la principal es conseguir ese tono guay y disparatado a pesar de contar con uno de los protagonistas más sosos del cine reciente. Lo mejor, la melomanía de Edgar Wright. En breve, reseña completa en #LaSalaOscura

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(06-10-2018)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Baby Driver | Género: Acción / Drama | Nacionalidad: Reino Unido / USA | Director: Edgar Wright | Actores: Ansel Elgort, Jon Bernthal, Jon Hamm | Productor: Tim Bevan, Eric Fellner, Nira Park | Guión: Edgar Wright | Fotografía: Bill Pope | Música: Steven Price | Montaje: Jonathan Amos, Paul Machliss

 

Sinopsis: Baby (Ansel Elgort) es un chico apasionado de la música y con cara de niño bueno que domina el volante como nadie antes lo ha hecho, pero su habilidad está en manos de Doc (Kevin Spacey), un jefe del crimen para quien trabaja. Cansado de ese estilo de vida y de cumplir las normas de este peligroso atracador, el joven decide cumplir una última misión antes de retirarse. Pero Doc no se lo va a poner fácil, y menos después de averiguar que Baby siente algo por una joven llamada Debora (Lily James). De esta forma, el talentoso conductor tendrá que luchar por su amor y su libertad.