Black Hawk Derribado (2001)

 

Un mañana sin scouts blancos de Arkansas.

“Black Hawk Derribado” es un excelente espectáculo bélico. Cuenta con todos los elementos necesarios para serlo y sabe explotar y exprimir al máximo los recursos que tiene a su disposición, que no son pocos. Todo el film es un desbordante derroche de medios y artificios, realizados con la última tecnología y las técnicas de filmación más novedosas, destinadas a crear unas escenas de acción lo más reales y espectaculares posibles. Y desde luego que lo consigue, realmente la película nos mete de lleno en el campo de batalla y consigue que al terminar el film respiremos aliviados por haber salido con vida de semejante infierno. Queda claro, pues, que el aspecto técnico no es su punto flaco; es más, creo que es una de las reconstrucciones bélicas más logradas, capaz de alcanzar el realismo espectacular del desembarco de Normandía en “Salvar al Soldado Ryan”. Tampoco esta cinta se corta un pelo a la hora de mostrarnos la casquería y el gore, porque no sólo vemos litros y litros de sangre, sino que también presenciamos en directo una operación sin anestesia, y las mutilaciones no dejan de aparecer en pantalla. Eso sí, y es algo muy discutible, sólo vemos de cerca las bajas norteamericanas. El trata sobre lo acaecido en Somalia a las tropas americanas y sobre su reacción ante lo imprevisto, sobre los códigos del ejército (ese nosotros no dejamos a nadie atrás es recurrente), sobre el compañerismo que surge en el campo de batalla. Los “otros”, el enemigo, es una masa informe que recorre las calles de Mogadiscio como si de los zombies anónimos de Romero se tratara.

En cuanto a los personajes, he de decir que el trabajo de los actores tiene mucho mérito en este tipo de películas, con repartos tan amplios en los que hay muchos personajes importantes y la historia se reparte entre un gran elenco. Aquí todos han de desarrollar sus roles muy rápido y darse a conocer en prácticamente la primera media hora, ya que el resto de la película, unas dos horas, la constituye por entero el tiroteo. En este aspecto el film también pasa la prueba con nota. Llegamos ahora a la parte más controvertida de la producción, y la que tanto a dado que hablar: la reconstrucción histórica. Se ha tachado a la película de excesivamente pro americana, patriotera e imperialista, incluso se ha dicho que no es más que un panfleto belicista y sectario que sólo critica las acciones de una parte y ofrece impunidad absoluta a los Estados Unidos para ejercer de policía mundial. Aclarando esto, y confirmando el papel de los USA como el gran hermano mundial que vela por la seguridad de todos (sus intereses), he de decir que hay que ser muy ingenuo para no entender la realidad de nuestro tiempo. Realmente los Estados Unidos ejercen de “resuelve” problemas (muchos de los cuales, por no decir todos, los crean ellos mismos), y es cierto que intervienen en cualquier país amparados por su tan famosa manta de la libertad que proporcionan sin reservas a los pueblos oprimidos (y con petróleo) de este perro mundo.

Por eso “Black Hawk Derribado” es una buena película, es veraz con los hechos y nos presenta a las tropas americanas actuando al margen de las Naciones Unidas e intentando resolver el problema creado por ellos mismos (cosa que si omite el film), de la forma más rápida y limpia posible. Naturalmente, la acción sale mal y se produce una masacre, y aquí es cuando el film empieza a dar muestras de lo que es, un ejercicio documental de lo ocurrido en Somalía en octubre de 1993, desde la óptica americana desde luego, y eso si es criticable como decía antes. Vemos mucho sufrimiento en el bando USA, pero durante la película no dejan de morir somalíes (cerca de 1000) y realmente no dejan de ser muertos sin identidad que no importan mucho -no se trata de un John de Minesota al que le vemos la cara mientras le entrega la carta de defunción al capitán-. Pero es que así es el mundo en el que vivimos, nos guste o no. En Afganistán han muerto cerca de 3000 personas pero el único muerto con identidad y una foto en la CNN ha sido un americano, y Ridley Scott sabe mostrarnos esta ominosa realidad en su film, de una forma que tal vez parezca velada a los ojos de muchos, pero es clara y concisa. Este espíritu se nota en determinados momentos, puntuales, pero claves para el desarrollo de la historia. Toda la confusión que reina en la película es un gran ¿pero que coño hacemos aquí? ¿Qué se le ha perdido a los Estados Unidos en Somalía? Preguntas que quedan acalladas por otra aún mas grave: ¿cómo le hemos podido hacer esto a un país, a un pueblo?

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(23-02-2002)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Black Hawk Down | Género: Drama / Bélico | Nacionalidad: USA / Reino Unido | Director: Ridley Scott | Actores: Josh Hartnett, Eric Bana, Ewan McGregor | Productor: Jerry Bruckheimer, Ridley Scott, Branko Lustig | Guión: Mark Bowden, Ken Nolan | Fotografía: Slavomir Idziak | Música: Hans Zimmer | Montaje: Pietro Scalia

 

Sinopsis: «Black Hawk Derribado» es un drama bélico que cuenta la batalla de Mogadiscio, la mayor y más larga guerra sostenida en tierra por los ejércitos americanos desde la guerra de Vietnam. En 1993, un equipo de Fuerzas de Élite formado por 120 unidades Delta y Rangers fue desplazado a Mogadiscio, donde su misión era capturar a dos importantes cabecillas seguidores de un militar somalí llamado Mohaad Farrah Adid. Al cabo de un rato, dos helicópteros UH-60 Black Hawk cayeron, y lo que iba a ser una incursión rápida y sin problemas se terminó convirtiendo en una pesadilla que duró más de 16 horas. El resultado: 19 bajas entre los soldados norteamericanos, 73 heridos y cientos de somalíes muertos.