Clerks II (2006)

 

Nunca tantos hicieron tan poco.

Todo autor llega a un momento de su carrera en el que tiene derecho a mirar atrás, a repasar su bagaje como cineasta, incluso a caer en cierto tono nostálgico. Algunos podrían pensar que Kevin Smith ha comenzado a recordar sus glorias pasadas demasiado pronto… quizá sea así. “Clerks” aún no queda tan lejos.

Han pasado doce años y Dante (Brian O’Halloran) y Randal (Jeff Anderson) continúan aferrados a su curro de dependientes de una pequeña tienda de ultramarinos… hasta que un desafortunado incendio reduce el Quick Mart a cenizas. Su vida laboral les conduce entonces a una hamburguesería de la cadena Mooby’s (aquella del becerro dorado de “Dogma” que también pudimos ver en “Jay y Bob el Silencioso Contraatacan”). Las cosas están así: Dante y su prometida (Jennifer Schwalbach) están preparando su boda y su mudanza a Florida para trabajar en una cadena de lavado de coches. Pero Dante se ha enamorado de Becky (Rosario Dawson), la gerente de la hamburguesería. Excusas para encadenar los numerosos gags freak y escenas cómicas que conforman la mejor parte de esta secuela, coronadas por el cameo de Jason Lee y la secuencia dedicada a “El Señor de los Anillos”.

Lo mejor de “Clerks” vuelven a ser unos personajes entrañables, divertidos y mordaces, capaces de construir unos diálogos cargados de referencias cinéfilas y rebosantes de humor negro. Ya sea despachando leche y cartones de tabaco o preparando menús de comida basura, Dante, Randall y compañía consiguen superar ciertas cursilerías de un guión con tendencia al drama (algunos toques existencialistas y la melancolía de ¿qué voy a hacer con mi vida ahora que soy adulto?, aunque lejos del festín ñoño que supuso “Una Chica de Jersey”) y conforman un sentido revival de una de las películas más frescas de los 90.

Kevin Smith echa la mirada atrás, a su mejor película, a ese universo poblado por deslenguados empleados y clientes variopintos, plagado de humor grosero y valiente, donde nada ni nadie escapa a la ferocidad de la comicidad más desatada. El regusto que nos dejan las hamburguesas de “Clerks II” quizá nos indique que estamos ante más de lo mismo, pero eso no es necesariamente malo. El tiempo pasa y los videoclubs plagados de VHS ya no dan dinero, tal vez sea positivo dejar que la sana nostalgia nos invada por un momento.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(20-10-2006)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Clerks II | Género: Comedia | Nacionalidad: USA | Director: Kevin Smith | Actores: Brian O’Halloran, Jeff Anderson, Rosario Dawson | Productor: Scott Mosier, Carla Gardini, Laura Greenlee, Kevin Smith | Guión: Kevin Smith | Fotografía: David Klein | Música: James L. Venable | Montaje: Kevin Smith

 

Sinopsis: En “Clerks II”, Dante Hicks (Brian O’halloran) y Randal Graves (Jeff Anderson), dependientes de una tienda de barrio de Nueva Jersey y mejores amigos, se ven forzados a buscarse un nuevo empleo en el universo de la comida rápida, siempre acompañados de sus actitudes desafiantes, sus escandalosas vulgaridades y su desenfrenada pasión por tocarles las narices a los clientes. Para el humor del director Kevin Smith (“Clerks”, “Persiguiendo a Amy”, “Dogma”, “Jay y Bob el Silencioso Contraatacan”) nada es sagrado y en esta ocasión lo lleva todo al límite. Dante y Randal dan el gran salto e invaden el mundo de los restaurantes de comida rápida al conseguir un empleo en Mooby’s, donde el eslogan es “I’m eating it” (me lo estoy comiendo), en referencia a la campaña del restaurante de comida rápida más famoso: “I´m lovin´it”. Detrás del mostrador, donde los únicos otros empleados son un súper freak (Trevor Fehrman) y una gerente demasiado sexy para ser verdad (Rosario Dawson), los irreverentes Dante y Randal se sienten con total libertad para ofender a cualquiera al que se le ocurra pedir algo tan simple como unas patatas fritas. Aunque sostienen debates sobre asuntos como George Lucas, Peter Jackson o Jesús, hay un cambio a la vista. Cuando Dante anuncia que se va de Jersey para siempre y que tiene intención de casarse con Emma Bunting (Jennifer Schwalbach), Randal idea una fiesta de despedida tan brutal que atraerá a la policía, a los bomberos y probablemente alguna que otra queja de los defensores de animales PETA, además de alterar sus vidas para siempre.

 

Edición en Blu-Ray

DETALLES DE LA EDICIÓN

• Región: B
• Video: 1.78:1 16:9
• Resolución: 1080p
• Audio: DTS-HD Master Audio 5.1 Español. Dolby Digital 5.1 Inglés
• Subtítulos: Español
• Fecha de Lanzamiento: 31/08/2011

EXTRAS:

• Menús Interactivos
• Acceso Directo a Escenas