El Rey de Nueva York (1990)

 

Son sólo negocios.

Christopher Walken lo mola todo en esta cinta protagonizada por violentos gánsters farloperos. Rodada a trompicones por la falta de presupuesto, Abel Ferrara consigue completar un film decente con un reparto estupendo. En breve, reseña completa en #LaSalaOscura

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(08-12-2018)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: King of New York | Género: Thriller | Nacionalidad: Italia | Director: Abel Ferrara | Actores: Christopher Walken, David Caruso, Laurence Fishburne | Productor: Augusto Caminito, Jay Julien, Mary Kane | Guión: Nicholas St. John | Fotografía: Bojan Bazelli | Música: Joe Delia | Montaje: Anthony Redman

 

Sinopsis: Frank White (Christopher Walken, ‘El cazador’) es un rico gángster inmerso en el negocio de la droga que está en la cárcel de Sing Sing desde hace cinco años cumpliendo condena. Después de salir en libertad quiere volver a liderar aquello que le dio la fama en los últimos años. Algunos de los miembros de su banda se reunen con él para celebrar su excarcelamiento. En esa reunión, Frank pide contactar con Arty Clay, un mafioso con el que planea sacar adelante un negocio. A pesar de su salida, Frank sigue siendo vigilado de cerca por miembros de la brigada antinarcóticos de la policía, quienes intentan hacerle confesar el asesinato de otro criminal. Intentando salir adelante, decide reunirse con una banda de la parte baja de Nueva York, con la que volver a los tiempos dorados. La reunión tiene lugar en territorio neutral, pero ambas partes parecen no llegar a un acuerdo. Los miembros de la policía acaban un poco hartos de su inoperancia y deciden usar algunos métodos poco ortodoxos para detener a Frank. Haciéndose pasar por traficantes de droga se las apañan para acercarse al club nocturno donde Frank y sus chicos juegan todas las noches. Tras iniciarse un fuego cruzado, Frank consigue escapar, pero no logra llegar a ver cumplidos sus sueños de un regreso triunfal.