Fast & Furious: Hobbs and Shaw (2019)

 

Comentario

Era evidente que no había franquicia suficiente para contener los desmesurados pectorales de La Roca. Todo en esta producción es el resultado de una progresión inevitable que comenzó con “Fast Five”. Hobbs y Shaw dejan atrás (de manera definitiva) el tuneo macarra y la superpoblación de la saga regular para proponer un espectáculo de acción más honesto y autoparódico. La disputa entre ambos sustenta toda la producción y consigue que no prestemos demasiada atención a los muchos puntos flacos de la narración (incluido un villano más pachanguero de lo esperado). Como adalid del exceso que es, el film acaba sucumbiendo ante la pirotecnia desmedida y lo alargado de su metraje, pero mantiene un tono chorra que se agradece. Sigue siendo cine espectáculo bastante mierdoso, pero está a mil millas de las últimas entregas de la serie «liderada» por el hombre-anuncio de la Coronita. En breve, reseña completa en #LaSalaOscura

Manu Castro (5/10)
@ManuCastroLSO
(01-08-2019)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw | Género: Acción / Aventuras | Nacionalidad: Reino Unido / USA | Director: David Leitch | Actores: Dwayne Johnson, Jason Statham, Idris Elba | Productor: Hiram Garcia, Dwayne Johnson, Chris Morgan | Guión: Chris Morgan, Gary Scott Thompson, Drew Pearce | Fotografía: Jonathan Sela | Música: Tyler Bates | Montaje:

 

Sinopsis: Luke Hobbs (Dwayne Johnson) es un leal policía, miembro de los Servicios de Seguridad del Cuerpo Diplomático de EEUU. Por su parte, Deckard Shaw (Jason Statham) es un solitario mercenario, ex miembro del Cuerpo de élite del ejército británico. De entrada, no tienen nada en común. Además, desconfían el uno del otro, y los insultos y golpes entre ambos no han cesado desde que se conocieron. Eso sí, cuando el mundo se enfrente a una terrible amenaza que podría cambiar nuestro planeta para siempre, estos dos adversarios no tendrán más remedio que unir sus fuerzas. Su objetivo será detener a Brixton (Idris Elba), quien se ha hecho con una peligrosa arma biológica. Hobbs y Shaw tendrán que dejar a un lado su enemistad para salvar el mundo.