Alone in the Dark II: El Regreso de las Sombras (2008)

Alone in the Dark II: El Regreso de las Sombras (2008)

 

Despropósitos en la oscuridad.

Retorna la tropa comandada por Uwe Boll (que en esta ocasión ejerce de productor) para seguir exprimiendo, abusando y mortificando la serie “Alone in the Dark“. Como cabía esperar, estamos ante un producto mediocre, destinado al ámbito doméstico, que no guarda ni la más mínima relación con la saga de videojuegos (salvo parte de su ambientación, situada en el Central Park de Manhattan, al igual que ocurría en la quinta entrega “Inferno“). El resto es un despropósito mayúsculo que roza lo vergonzoso en no pocas ocasiones. Aviso spoilers. Comienza la acción en el famoso parque citado con anterioridad. Está anocheciendo en la ciudad que nunca duerme. Aparece Michael Paré (sí, continúa con vida), acompañado por un tipo herido y una chica. Algo o alguien les persigue. Hay mucha confusión y deciden refugiarse en los baños públicos. Al oírles entras, un camello-barra-yonqui se esconde en uno de los váteres y contempla una escena grotesca. Antes de la carnicería, se introduce un elemento clave de la narración: una extraña y ancestral daga ceremonial. Quedaos con la copla. Entonces, un ente incorpóreo, parecido al humo que sale del horno cuando se nos quema la cena, liquida al trío en un abrir y cerrar de ojos. Se trata de una bruja cabrona en busca de venganza, como no podía ser de otra forma. En fin, que a esta película la titulan “Edward y la Bruja” o “Juerga en Central Park” y no hubiera pasado nada.

Esto es “Alone in the Dark II” por obra y gracia de la productora Boll KG. Encima en esta segunda entrega han querido ir de (muy) innovadores, aunque de “Alone” encontramos más bien poco; aquí hay peña suficiente para montar un animado guateque. Destacan Lance Henriksen, Danny Trejo, Ralf Moeller, Zack Ward y Bill Moseley. El nuevo Edward Carnby es chino (Rick “Caradepalo” Yune), no tiene ni pajolera idea de ocultismo y lleva la torpeza como tara genética. Como buen metepatas, se ve inmerso en la maldición de la bruja sin comerlo ni beberlo (por tocar la puñetera daga), y es capturado/salvado por un improbable grupo de “cazabrujas”; almas caritativas que lo trasladan a una granja ruinosa. Tranquilos, si atendemos a una mínima lógica, la trama es imposible de seguir. Carnby se pone muy chungo, en plan sarpullido jodido por todo el cuerpo, y se queda medio lelo. ¿Os seguís preguntando si el protagonista de la película es él? Yo también, porque el tipo actúa como un mindundi que pasaba circunstancialmente por allí, y ya. Hace acto de presencia Lance Henriksen, que es experto en brujas y cosas sombrías, y le inyecta a Carnby una movida radioactiva para que no le vean desde el “más allá”. “Puede que mañana te despiertes sin pelo”, dice el enterado en plan guasón. Hay que quererle.

Llega la noche a la granja. La bruja sale de caza. ¿Pedimos unas pizzas? El grupo/secta se refugia en una celda metálica electrificada (a prueba de seres espectrales, se supone). Ahora prestad atención, porque la daga, la importante, imprescindible y muy esotérica daga, es la única arma que puede acabar con la bruja. ¿Y qué hacemos con algo de valor incalculable? Nos la dejamos olvidada en el salón, sobre el sifonier. Don’t worry. Y después tirada por el suelo, y luego… merecéis morir todos. También es cierto que durante toda la película me persiguió la sensación de que una gran parte del metraje se les había olvidado sobre la mesa de montaje, o en el retrete, vete a saber. De ser ciertas mis impresiones, se aclararían muchos aspectos de esta producción. Nos venimos arriba y los supervivientes del ataque en la granja deciden ir a la guarida de la bruja a matarla. ¿Por qué? Pues no sé. Una calada más y lo que surja. La recta final se enfanga aún más. No perderse la escena “espera (atrapado por una puerta automática) que voy al coche a por el gato”. Todo el epílogo es como estar hasta el cuello de mierda, mientras contemplas impávido como esta sube de nivel y el nauseabundo líquido comienza a salpicarte la cara, entrando en tu boca… La película acaba sin explicar que diantres pasaba con la bruja, el sacrificio, la nieta, el tío y el maletín de Jimmy Hoffa.

Manu Castro (2/10)
@ManuCastroLSO
(16-04-2016)

 

• Lo mejor: La ambientación de los retretes de Central Park… En serio, nada.
• Lo peor: Buffet libre, escoged cualquier cosa.

 

aitd2

 

Alone in the Dark II: El Regreso de las Sombras (2008)

 

Título Original: Alone in the Dark II | Género: Fantástico / Terror / Thriller | Nacionalidad: Alemania | Director: Michael Roesch, Peter Scheerer | Actores: Rick Yune, Rachel Specter, Lance Henriksen | Productor: Alois Bamberg, Friedrich Becker, Uwe Boll | Guión: Michael Roesch, Peter Scheerer | Fotografía: Zoran Popovic | Música: Jessica de Rooij | Montaje: Joe Pascual

 

Sinopsis: La película sigue los pasos de Edward Carnby, que en esta ocasión une sus fuerzas con un grupo de cazadores de brujas para matar a la peligrosa Elisabeth Dexter, líder de las novias de la noche. Secuela lanzada directamente en DVD, dirigida por los guionistas habituales de Uwe Boll.

 

 

Alone in the Dark II: El Regreso de las Sombras (2008)