Commando (1985)

Comando (1985)

 

Talando árboles para desayunar.

John Matrix baja por una colina cercana a su casa con un tronco enorme cargado al hombro. Se ve que los antiguos comandos de operaciones especiales no se andan con hostias a la hora de calentar el hogar. El caso es que un puñado de terroristas secuestra a la hija de Arnie, algo que encabrona sobremanera al musculoso ex militar. Se prepara entonces un cóctel explosivo de resolución más que obvia; “Commando” es una carrera al sprint donde se entremezcla acción desatada, humor y violencia sin medida. La fórmula funciona. Joel Silver la explotaría comercialmente en éxitos posteriores del calibre de “Arma Letal” o “Jungla de Cristal”.

Que secuestran a mi hija, pues robo una armería, mato a todo el mundo y asunto resuelto. Trepidante y divertida, honesta en las formas; aquí la trama avanza a golpe de asesinato, tiroteo y explosión, la sencillez hecha virtud. Steven E. De Souza pone la vista sobre el “Rambo” de Sylvester Stallone para engrasar un argumento de tiro certero y propensión a ir al grano: “¿Te acuerdas que prometí matarte el último…? Te engañé”.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(20-10-2006)

 

• Lo mejor: La presencia física de Arnold Schwarzenegger.
• Lo peor: No entender que se trata de un divertimento con olor a explosivo plástico.

 

Comando (1985)

 

Título Original: Commando | Género: Acción / Aventuras | Nacionalidad: USA | Director: Mark L. Lester | Actores: Arnold Schwarzenegger, Rae Dawn Chong, Dan Hedaya | Productor: Joel Silver | Guión: Joseph Loeb III, Matthew Weisman | Fotografía: Matthew F. Leonetti | Música: James Horner | Montaje: Glenn Farr, Mark Goldblatt, John F. Link

 

Sinopsis: Matrix, antiguo jefe de un comando de operaciones especiales que en la actualidad vive retirado con otra identidad, se ve obligado a realizar su “última misión”: rescatar a su hija Jenny. Entre Matrix y su hija hay todo un ejército de asesinos perfectamente armados, pero esta vez se trata del trabajo más importante de su vida y nada ni nadie podrá interponerse en su camino.

 

 

Comando (1985)