El Fin de los Días (1999)

El Fin de los Días (1999)

 

Al diablo con el diablo.

El regreso de Arnold Schwarzenegger al cine de acción, tras dos desafortunados trabajos en “Eraser” y “Batman y Robin”, sin olvidarnos de la horrenda “Un Padre en Apuros”, vino acompañado de un argumento milenarista muy a la moda de los últimos años del siglo XX. El cambio de milenio nos procuró una serie de cintas apocalípticas que alertaban, a la vez que explotaban comercialmente ese hecho, de un posible “fin de los días”. El año 2000 era una fecha redonda y Holywood trató de aprovecharlo.

La película de Peter Hyams (“Capricornio Uno”, “Atmósfera Cero”, “Timecop”), navega entre el género puramente terrorífico y la acción más rutinaria y torpe, sin alejarse demasiado del thriller con estética “Se7en”. La trama es simplona, el desarrollo perezoso, y tan sólo la pericia y veteranía de Hyams salva de la quema a este film casi prescindible.

La escena más destacada de la producción y, sin duda, la más divertida, la encontramos cuando ese diablo cachondón interpretado por un desaprovechado Gabriel Byrne trata de tentar al personaje de Schwarzenegger (un ex policía con tendencias suicidas llamado Jericho). La cinta termina con un derroche digital en la misma línea soporífera y trasnochada del resto de la producción.

Manu Castro (5/10)
@ManuCastroLSO
(17-09-2003)

 

• Lo mejor: Schwarzenegger diciendo aquello de: “¿Te consideras cruel, eh? Eres un puto monaguillo comparado conmigo, ¡un monaguillo!” Sublime.
• Lo peor: Es un thriller sin tensión, con una trama demasiado pedregosa.

 

El Fin de los Días (1999)

 

Título Original: End of Days | Género: Terror / Acción / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: Peter Hyams | Actores: Arnold Schwarzenegger, Gabriel Byrne, Robin Tunney | Productor: Armyan Bernstein, Bill Borden | Guión: Andrew W. Marlowe | Fotografía: Peter Hyams | Música: John Debney, Cevin Key | Montaje: Jeff Gullo, Steven Kemper

 

Sinopsis: Ciudad de Nueva York, 1979. En un hospital de Manhattan, un bebé acaba de venir al mundo. Es una niña preciosa. Ese mismo día, en una Iglesia del Vaticano, un joven sacerdote informa al Papa del nacimiento de la niña. Christine lleva la marca del Anticristo, y ha sido elegida para una unión profana. En 1999, Jericho Cane, un ex-policía amargado, salva a una joven de los ladrones que habían asaltado su casa. El nombre de la chica es Christine, y Cane no tarda en verse involucrado en una persecución alentada por una fuerza sobrenatural aterradora.

 

 

 

 

 

 

El Fin de los Días (1999)