El Hilo Invisible (2017)

 

Cosido al pasado.

Además de indagar en las mierdecillas que se acumulan bajo las uñas de la perfección, con el retrato de un genio maniático, déspota y cabronazo como coartada argumental, Paul Thomas Anderson nos introduce en un relato que, imitando los caprichos de su protagonista, el modisto Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis), oculta otros muchos mensajes en su dobladillo. Ligeros spoilers. “El Hilo Invisible” disecciona con meticulosa precisión los porqués del comportamiento de un hombre completamente inmaduro y egoísta, de proceder enervante y conductas tiránicas; una personalidad definida y atormentada por el lastre de una infancia perversa, alimentada por la complicidad de su hermana (Lesley Manville).

Ese “hilo invisible” (mucho más apropiado el título original, “Phantom Thread“) conecta la frialdad de su éxito profesional y lo insatisfactorio de sus relaciones personales, con los fantasmas de un pasado marcado por los desmanes de una madre castradora –he aquí la diferencia entre estudiar corte y confección o dedicarse a la taxidermia–. Establecido el germen de sus numerosas psicopatías, es su inclinación profesional, que no es más que otra herencia tortuosa, la que define su relación con otro ser tan complejo y desequilibrado como él: la joven Alma. La insana codependencia que surge entre estas dos infelices criaturas –nunca falta un roto para un descosido–, acaba resultando el trazo más diestro de un relato cautivador.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(23-02-2018)

 

• Lo mejor: Daniel Day-Lewis, Vicky Krieps y la tortilla.
• Lo peor: Habría sido (es) un estupendo e inquietante cuento de terror gótico.

 

 

Título Original: Phantom Thread | Género: Drama | Nacionalidad: USA | Director: Paul Thomas Anderson | Actores: Vicky Krieps, Daniel Day-Lewis, Lesley Manville | Productor: Paul Thomas Anderson, Megan Ellison, Daniel Lupi | Guión: Paul Thomas Anderson | Fotografía: Paul Thomas Anderson | Música: Jonny Greenwood | Montaje: Dylan Tichenor

 

Sinopsis: Londres, años 50. El famoso modisto Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) y su hermana Cyril (Lesley Manville) son el centro de la moda británica con más glamour. Woodcock viste con su estilo distintivo a la realeza, estrellas de cine y demás damas de la alta sociedad. Las mujeres pasan por su vida sin dejar huella, hasta que aparece una bella y temperamental joven llamada Alma (Vicky Krieps), una camarera que se convertirá en su musa y amante. Sin embargo, la perfectamente estructurada vida de Reynolds se verá alterada por la llegada de la joven, y eso es algo que el modisto no había contemplado.