Un Pueblo Llamado Dante’s Peak (1997)

 

Cuando ruge la montaña.

Hollywood recuperó a finales de los noventa uno de los subgéneros más prolíficos y rentables. El cine de catástrofes regresó con fuerza y los volcanes contribuyeron a la destrucción con ceniza, lava y mucha energía. Las montañas rugientes llegaron un año después del éxito de “Twister” y doce meses antes de que comenzara la fiebre por los asteroides (que son más grandes y rompen más cosas). Curiosamente, de entre todos los agentes del caos, fue la lava la menos eficiente en taquilla (tampoco “Volcano” cuajó entre el público). Pero volvamos al film que nos ocupa, porque “Un Pueblo Llamado Dante’s Peak” es un vendaval de acción ágil, con asombrosos efectos especiales y un reparto más que atractivo. Destaca sobre todo la presencia del carismático Pierce Brosnan, en plena época Bond, y el regreso de nuestra querida Linda Hamilton, que antes de este trabajo llevaba unos años un poco desaparecida. Juntos se enfrentan a las desatadas fuerzas de la naturaleza, a un par de niños mongolos y a una vieja odiosa que protagoniza la escena más bochornosa de la cinta (sólo diré una cosa: baño de ácido innecesario y mortal). Después Brosnan grita: ¡Una nube piroclástica!

Como es norma en este tipo de producciones, la primera mitad de la película se centra en las señales que da la montaña de que algo malo está a punto de suceder. Siguiendo este esquema, sólo Harry Dalton (Brosnan) es consciente del verdadero peligro. Nadie le presta atención, salvo la alcaldesa Rachel Wando (Hamilton), que sí le hace caso, pero por otros motivos. De por medio también encontramos a un grupo de inversionistas, que es otro elemento común en el subgénero. Cuando por fin tiene a todo el mundo convencido de la necesidad de evacuar el pueblo, ya es demasiado tarde y se desata la tragedia. Típico. La segunda parte da paso a un festival de destrucción y a la desesperada huida de los lugareños, que tratan de alejarse cuanto antes de la montaña de fuego. Durante el último acto somos testigos de impresionantes explosiones, terremotos, nubes de ceniza, una gigantesca riada y la detonación final del volcán. Todo ello elaborado de forma magistral, gracias a un destacado trabajo de FX. “Dante’s Peak” es un exagerado y divertido espectáculo, un entretenimiento eficaz que cumple con lo que promete, que no es otra cosa que hacer saltar todo por los putos aires.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(12-12-2002)

 

• Lo mejor: Cuando la montaña se encabrona.
• Lo peor: Los niños gilipollas como método infalible para poner en peligro a los dos protagonistas.

 

¿Sabías que…? La película se basa ligeramente en los hechos reales ocurridos el 18 de mayo de 1980, cuando el volcán Santa Elena entró en erupción en el estado de Washington, causando la muerte de 57 personas y daños por valor de más de 3.000 millones de dólares. También tiene en cuenta las catástrofes del Nevado del Ruiz en 1985 y el Pinatubo en 1991. La cinta costó 116 millones de dólares y recaudó 178 millones en todo el mundo, de los cuales 67 millones se obtuvieron en los Estados Unidos.

 

 

Título Original: Dante’s Peak | Género: Acción / Drama | Nacionalidad: USA | Director: Roger Donaldson | Actores: Pierce Brosnan, Linda Hamilton, Jamie Renée Smith | Productor: Gale Anne Hurd, Joseph Singer | Guión: Leslie Bohem | Fotografía: Andrzej Bartkowiak | Música: John Frizzell, James Newton Howard | Montaje: Conrad Buff IV, Tina Hirsch, Howard E. Smith

 

Sinopsis: Sin previo aviso, el día se convierte en noche. El aire se vuelve fuego y la sólida superficie deja paso al terror en forma de fluido incandescente. Prepárate para vivir apasionantes sensaciones, temblores y para ver a la tierra estremecerse, pero hagas lo hagas… no mires atrás. Pierce Brosnan y Linda Hamilton protagonizan esta aventura épica del director Roger Donaldson que te dejará sin aliento.