Kong: La Isla Calavera (2017)

 

¿Eso es un mono?

Un par de nerds aprovechan la confusión que ha provocado en Washington la reciente rendición de los Estados Unidos en la guerra del Vietnam, para conseguir los fondos necesarios que les garanticen la exploración de una isla recién descubierta –vía satélite–. Ante el temor de que los comunistas se adelanten al tío Sam en la investigación de aquellas tierras ignotas, un congresista autoriza la misión, junto a la intervención de una escolta militar. Al otro lado del mundo, los yanquis se preparan para abandonar Indochina. El ambiente de derrota se disimula con la emoción del inminente regreso al hogar. Un escuadrón de helicópteros, comandado por el belicoso Preston Packard (Samuel L. Jackson) –un Teniente Coronel que no ha encajado nada bien el fin de las hostilidades en el Sudeste asiático–, recibe la orden de acompañar a los miembros de Monarch, capitaneados por William Randa (John Goodman), en su exótica aventura. También se apuntan a la excursión James Conrad (Tom Hiddleston) y Mason Weaver (Brie Larson), intrépido guía y avezada fotógrafa, respectivamente. Militares palurdos y científicos ambiciosos, todos ellos sin pizca de sentido común. No se necesita más para echar a andar un tinglado que, por supuesto, transita a mil millas de lo que en su día pretendió realizar Peter Jackson, cuando los derechos del simio aún pertenecían a la Universal. Legendary va de otro rollo. Su MonsterVerse late al ritmo de unas intenciones y una escala que no entienden de (demasiadas) sutilezas. Vamos a bombardear la puta isla, a ver qué sucede –justo después de atravesar en plan suicida un frente tormentoso de aúpa–. ¿Qué podría salir mal? El talante de todo el film definido por un puñado de bombas sísmicas y una figura gigantesca que se alza enfurecida en el horizonte: nunca le jodas la siesta a un mono enorme.

Kong: La Isla Calavera” es, nada más y nada menos, que el tráiler alargado hasta completar dos horas de festival monstruoso. Paseo sin descanso por una isla repleta de paridas y ocurrencias, donde John C. Reilly marca el tono de la chorrada y Samuel L. Jackson se encara con el mono grandón, en un duelo de miradas –con aroma a revanchismo bélico– que recupera el tono gamberro que siempre han necesitado las monster movies. Por otro lado, sorprende el escaso peso de Tom Hiddleston y Brie Larson en la aventura; el primero soso como nunca antes y la segunda perdida entre sonrisas indiscriminadas. Las referencias al “Apocalypse Now” de Coppola (visuales) y “El Corazón de las Tinieblas” (un personaje se llama Conrad y otro Marlow), no pasan de anécdota intrascendente. Más allá del guiño y la nota a pie de página –la cinta se refugia por momentos en “La Isla del Tesoro” de Stevenson y “La Isla Misteriosa” de Verne, también en “El Mundo Perdido” de Conan Doyle y “La Tierra Olvidada por el Tiempo” de Burroughs–, Jordan Vogt-Roberts, su director, le saca algo más de jugo a la teoría de la Tierra hueca, aunque siempre desde una posición de entrega absoluta al apartado más digital y asombroso de la producción. Su film es pura fórmula; un simulacro de serie B con muchos millones en los cimientos y ganas ilimitadas de colocar en pantalla un pelotón de monstruosidades de diseño cautivador, protagonistas de una acción adicta a la desmesura. Esta falsa revisión, en clave setentera –hay mucho del Kong de Guillermin aquí–, de la maravilla ideada por Merian C. Cooper y Ernest Schoedsack en 1933, evita caer en las fauces del remedo vacío, mediante una lúdica mutación que se dedica por completo al fulgor de las explosiones de napalm y los puñetazos colosales; porque este es el simio que tendrá que vérselas con “Godzilla” dentro de un par de años, y de eso se trata.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(17-03-2017)

 

• Lo mejor: El ataque de los helicópteros nada más llegar a la isla.
• Lo peor: A la caminata le sobra algo de metraje.

 

 

Título Original: Kong: Skull Island | Género: Acción / Aventuras / Fantástico | Nacionalidad: USA | Director: Jordan Vogt-Roberts | Actores: Tom Hiddleston, Samuel L. Jackson, Brie Larson | Productor: Alex Garcia, Jon Jashni, Mary Parent | Guión: Dan Gilroy, Max Borenstein, Derek Connolly | Fotografía: Larry Fong | Música: Henry Jackman | Montaje: Richard Pearson

 

Sinopsis: Un grupo de viajeros, exploradores y soldados de lo más dispar se reúne para viajar a una misteriosa isla del Pacífico que no aparece en los mapas. Entre ellos están el Capitán James Conrad (Tom Hiddleston), el Teniente Coronel Packard (Samuel L. Jackson) y una fotoperiodista (Brie Larson) amante de la naturaleza. Pero al adentrarse en esta bella y también traicionera isla, los exploradores encontrarán algo absolutamente sorprendente. Sin saberlo, estarán invadiendo los dominios del mítico Kong, el gigante gorila rey de esta isla. Será Marlow (John C. Reilly), un peculiar habitante del lugar, quien les enseñe los secretos de Isla Calavera, además del resto de seres monstruosos que la habitan…