La Forma del Agua (2017)

 

Desde la laguna negra con amor.

Más allá de ser una maravillosa fábula que teoriza sobre el poder curativo del amor, “La Forma del Agua” se presenta ante nosotros activando un potente altavoz que cede la palabra a todos los colectivos discriminados en este mundo dirigido por monstruos. Y lo hace a través de las mujeres –una muda (Sally Hawkins) y otra negra (Octavia Spencer), ambas invisibles–, un homosexual (Richard Jenkins) y un inmigrante sudamericano, sometidos todos ellos al odio de una sociedad y la represión de un sistema que se enfrenta al diferente con intolerancia desmedida; una clase de violencia que surge del terror a lo desconocido. No es casualidad que Guillermo del Toro ambiente su nueva película en los años 60, en plena Guerra Fría. Esto le sirve no sólo para recrear la paranoia de aquella época, que le permite construir un entretenido relato de espías además, sino que dota a su film de la atmósfera represiva que dio lugar al olvidado movimiento por los derechos civiles.

El confinamiento forzoso de la criatura y el trato degradante que reciben muchos de los personajes de la película, ponen en evidencia todos los males que este sistema tiene reservados a los desfavorecidos, las minorías, las mujeres… Puede que las metáforas que exhibe Del Toro no sean demasiado sutiles, pero el cineasta mexicano compensa la hipérbole racista, machista y totalitaria en la que acaba convertido Michael Shannon (por otro lado necesaria), con la capacidad evocadora de una fantasía hipnótica y emocionante; y aquí le tengo que dar un fuerte abrazo a Alexandre Desplat. Tampoco es mera coincidencia que la protagonista viva sobre una sala de cine, porque en el sustrato de “La Forma del Agua” no encontramos sólo un sentido homenaje a “La Mujer y el Monstruo” (Creature from the Black Lagoon, 1954), sino al séptimo arte como entorno mágico, generador de ensoñaciones y fuente de inspiración; es esta una emotiva visita que alcanza a rozar una parte importante de sus géneros: del melodrama al musical clásico, pasando por el cine mudo.

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(26-02-2018)

 

• Lo mejor: Sally Hawkins. Su atmósfera fantástica y la partitura de Desplat.
• Lo peor: No abrazar sus reivindicaciones.

 

 

Título Original: The Shape of Water | Género: Aventuras / Drama / Fantástico | Nacionalidad: USA | Director: Guillermo del Toro | Actores: Sally Hawkins, Octavia Spencer, Michael Shannon | Productor: J. Miles Dale, Guillermo del Toro, David Greenbaum | Guión: Guillermo del Toro, Vanessa Taylor | Fotografía: Dan Laustsen | Música: Alexandre Desplat | Montaje: Sidney Wolinsky

 

Sinopsis: Estados Unidos, alrededor de 1963. Es la Guerra Fría, y la carrera militar y espacial está en su punto más álgido. La solitaria Elisa (Sally Hawkins) es una empleada de la limpieza que trabaja en un oculto laboratorio dentro de unas instalaciones de alta seguridad del gobierno. Atrapada en una existencia llena de silencio y aislamiento, su vida cambia por completo al descubrir junto con su compañera Zelda (Octavia Spencer) un experimento clasificado como secreto. Se trata de un ser enigmático: un hombre-pez único, una auténtica anomalía natural, que vive encerrado y es víctima de diversos experimentos. Elisa empieza entonces a sentir simpatía por este extraño ser y se establece una fuerte conexión entre ambos. Pero el mundo real no es un lugar seguro para un hombre de estas características.

 

 

Edición: La Forma del Agua – Edición Metálica Blu-ray | Distribuidora: 20th Century Fox H. E. | Contenido: 1 Disco | Presentación: Estuche metálico (Steelbook) | Imagen: 1.85:1 1080p | Audio: Inglés – DTS-HD Master Audio 5.1 / Castellano – DTS 5.1 / Alemán – DTS 5.1 / Francés – DTS 5.1 / Italiano – DTS 5.1 | Subtítulos: Castellano, Alemán, Francés, Italiano, Portugués, Inglés para sordos | Extras: Un cuento de hadas para momentos difíciles (29 min) / Master Class de Guillermo del Toro (13 min) / Anatomía de una escena: Prólogo (3 min) / Anatomía de una escena: El baile (5 min)