Predators (2010)

 

El diablo cazador de hombres.

Tras varios experimentos un poquito desagradables (los dos crossover con los xenomorfos, “Alien vs. Predator” y “Aliens vs. Predator 2“), la saga “Depredador” vuelve al lugar del que nunca debió salir: la intrincada maraña de vegetación que separa a presa y cazador. Han regresado las sudadas en la selva y las caminatas en pos de una salvación improbable, protagonizadas en esta ocasión por un escuadrón de estrellas de la guerra transformadas, muy a su pesar, en carroña para los depredadores alienígenas. Los desafortunados mercenarios circulan por un inquietante territorio hostil, mientras los sonidos de la jungla se entremezclan con las notas de la excepcional banda sonora que Alan Silvestri compuso para el film original dirigido por McTiernan en 1987.

Nimród Antal (director) y Robert Rodríguez (productor) juegan con nuestros recuerdos más entrañables, aquellos protagonizados por ese pelotón de bestias pardas liderado por el mejor Schwarzenegger de todos los tiempos (con permiso de “Terminator”), para fortalecer las bases de un film de evasión con esencia ochentera; una aventura por la jungla que nos engancha desde el frenético descenso en paracaídas hasta esa esplendorosa revelación al final de la colina…

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(27-08-2010)

 

• Lo mejor: La “tropa de élite” humana en medio de tan truculenta fiesta.
• Lo peor: No se atreve a indagar demasiado en la mitología Yautja.

 

 

Título Original: Predators | Género: Acción / Thriller / Aventuras / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Nimród Antal | Actores: Adrien Brody, Topher Grace, Alice Braga | Productor: Elizabeth Avellan, John Davis, Robert Rodriguez | Guión: Alex Litvak, Michael Finch | Fotografía: Gyula Pados | Música: John Debney | Montaje: Dan Zimmerman

 

Sinopsis: La película arranca en la Tierra, donde Royce está dando caza a un traficante por los tejados de una ciudad. Lo que no sabe es que está siendo observado por un Depredador que controla todos sus movimientos y decisiones. Royce despierta en una jungla en el planeta de los depredadores. Allí coincide con otros siete tipos que, igual que él, han sido cazados en diferentes partes de la Tierra: Cuchillo, un matón de México que trabaja para un cartel de drogas y que lleva dos uzis siempre a la espalda; Nikolai, un ruso a la Gulag armado con una ametralladora Gatling; Isabelle, una mujer francesa con un rifle de francotirador; Stans, un prisionero de San Quintín con la cabeza rapada y un cuchillo como única arma; Mombasa, un miembro africano de los escuadrones de la muerte de Sierra Leona; Hanzo, un asesino Yakuza; y Edwin, un hombre humilde que antes estaba en la lista de los más buscados del FBI.