Regreso al Futuro II (1989)

 

Comentario

“Regreso al Futuro 2” le saca todo el partido a las posibilidades de viajar en el tiempo. Los líos saltan de década en década, enmarañando una trama que nos lleva del presente al futuro, de vuelta a un presente alternativo y más tarde al pasado de la primera entrega. Se trata de una secuela fabulosa que arranca con una simple pregunta: “Un momento, Doc. ¿De qué estás hablando? ¿Qué nos ocurre en el futuro? ¿Nos volvemos gilipollas o algo parecido?” Después del éxito de Regreso al Futuro una secuela sé hacia inevitable. Así pues, los productores Bob Gale y Steven Spielberg y el director Robert Zemeckis se pusieron manos a la obra para filmar los dos títulos que completarían la famosa trilogía. Estrenado solamente 6 meses antes que la tercera parte, este segundo capítulo complica aun más la trama original con más paradojas temporales, más y mejores efectos especiales y un final que nos deja en ascuas. En breve, reseña completa en #LaSalaOscura

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(09-06-2003)

 

• Lo mejor:
• Lo peor:

 

 

Título Original: Back to the Future Part II | Género: Comedia / Aventuras / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Robert Zemeckis | Actores: Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson | Productor: Neil Canton, Bob Gale, Kathleen Kennedy, Frank Marshall, Steven Spielberg | Guión: Robert Zemeckis, Bob Gale | Fotografía: Dean Cundey | Música: Alan Silvestri | Montaje: Harry Keramidas, Arthur Schmidt

 

Sinopsis: ¡Ya está aquí! ¡Por fin ha llegado! La explosiva segunda parte de uno de los mayores éxitos de todos los tiempos, más interesante, original y excitante que la primera. Porque esta vez Michael J. Fox no será sólo Marty McFly, canoso y tripón como él mismo en el futuro, será también su alocado hijo, tan despistado que obligará a su padre a viajar al futuro para sacarle de los berenjenales en que se mete. Marty apenas ha empezado a ajustar su vida a un nuevo y mejorado 1985, cuando aparece Doc Brown (Christopher Lloyd) con su máquina del tiempo y le ruega que suba a ella, para un viaje ineludible al futuro: «!Se trata de tus hijos!», le grita Doc, «¡Hay que hacer algo por tus hijos!». Y allá que viajan al 2015. Trepidante ritmo con batallas en supersónicos monopatines voladores, arriesgadas persecuciones por sofisticados rascacielos, peligrosos saltos desde las alturas y grandes apuros en medio de terribles tormentas eléctricas, entre otros impresionantes efectos especiales, por lo cual fue merecedora de un Oscar® en 1989. Y el futuro es sólo el principio.