Tiburón (1975)

Tiburón (1975)

 

Necesitará otro barco más grande.

Obra maestra del terror y el suspense, película que lanzó a la fama a Steven Spielberg (gracias a su trabajo en “El Diablo sobre Ruedas” la Universal respaldó el proyecto). Ensayo magistral sobre el miedo y las fobias, “Tiburón” exalta los temores inherentes a la condición humana, nos hace recelar de lo que se esconde bajo las –en apariencia– tranquilas aguas y propone el verano más estresante de nuestra vida. John Williams pone a prueba los nervios del respetable con una de las mejores y más reconocibles partituras de la historia del cine; sus inquietantes notas musicales elevan la tensión de la cinta hasta un punto casi insoportable, mientras abrazan todos y cada uno de los sanguinarios ataques de un escualo que provoca en el público un abanico de sustos de grado creciente. Sus fauces dentadas llegan a inducirnos auténtico pavor (de ahí la fobia a nadar en mar abierto de muchas personas, entre las que me incluyo).

Cine del considerado indispensable, de una factura técnica y artística impecable. Desde la magnífica realización de Spielberg, la música de Williams, hasta el repertorio de unos actores geniales, que colaboran para presentar una de las mejores películas de todos los tiempos. La cinta supuso un hito en el cine comercial, logrando un contundente éxito de taquilla. Está considerada por muchos como el primer blockbuster de la historia, siendo el primer film en superar los 100 millones de dólares de recaudación en los Estados Unidos. Años después, Spielberg volvería a demostrar su supremacía en el cine comercial de la época con el estreno de “Encuentros en la Tercera Fase”, “Indiana Jones en Busca del Arca Perdida” y “E. T. El Extraterrestre”. El monstruo depredador, el terrorífico tiburón ideado por Peter Benchley en su novela, adquiere vida propia y campa a sus anchas por las aguas de las atestadas playas de Amity, mientras se cobra su peaje en vidas humanas y nos emplaza a un largo y tremendo epílogo del que salimos completamente exhaustos; si es que logramos sobrevivir al épico combate entre el hombre y la bestia de los mares.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(11-02-2002)

 

• Lo mejor: El trío protagonista (Roy Scheider, Robert Shaw y Richard Dreyfuss). La banda sonora de Williams y el talento de Spielberg.
• Lo peor: Se le quitan a uno las ganas de ir a la playa.

 

¿Sabías que…? La historia que relata Quint (estupendo Robert Shaw) sobre el trágico destino de los ocupantes del barco USS Indianápolis sucedió realmente. El USS Indianapolis (con identificador CA-35) fue un crucero de la clase Portland, famoso por trasladar desde los Estados Unidos el material fisionable de las bombas atómicas empleadas en Hiroshima y Nagasaki. El 16 de julio de 1945, cuando a 85 kilómetros de Alamogordo (Nuevo México) tenía lugar el experimento Trinity (la prueba de la primera bomba atómica), el crucero USS Indianápolis estaba atracado en los muelles de San Francisco (California). Fue el buque escogido para la fase final del proyecto Manhattan. Su destino era el atolón de Tinian, base de operaciones de los bombarderos Boeing B-29 Superfortress. Allí depositó su mortífera carga el 26 de julio de 1945. El 29 de julio el barco se dirigió a Guam. De allí partió el 30 de julio hacia el Golfo de Leyte, en las Filipinas, para unirse a la ya concebida invasión de Japón. Poco después de la media noche fue torpedeado por un submarino japonés de primera clase, el I-58.

El crucero se hundió en escasos doce minutos. En ese momento más de 300 marinos habían perecido ahogados o muertos por el impacto de los torpedos. De los 1196 oficiales y tripulantes, unos 880 lograron lanzarse con vida al mar. A primeras horas del amanecer del 31 de julio aparecieron los primeros tiburones. Durante cinco días los supervivientes trataron de hacer frente al hambre, la sed, la insolación, las heridas y, sobre todo, al ataque de los tiburones. Inexplicablemente, el mando naval norteamericano en Filipinas no se percató de la ausencia del Indianápolis y los náufragos fueron descubiertos de casualidad, pues nadie los buscaba, por un hidroavión Ventura PV-1 de reconocimiento. Se contabilizaron 316 supervivientes. De los 883 hombres que perdieron la vida, más de la mitad fue pasto de los tiburones.

 

 

Tiburón (1975)

 

Título Original: Jaws | Género: Terror / Thriller | Nacionalidad: USA | Director: Steven Spielberg | Actores: Roy Scheider, Robert Shaw, Richard Dreyfuss | Productor: David Brown, Richard D. Zanuck | Guión: Peter Benchley, Carl Gottlieb | Fotografía: Bill Butler | Música: John Williams | Montaje: Verna Fields

 

Sinopsis: En 1975, el director Steven Spielberg llevó a la pantalla la novela más vendida de Peter Benchley, y lo hizo con una increíble intensidad y con un suspense angustioso. “Tiburón”, una de las películas más taquilleras de la historia del cine, marcó para siempre al público, aterrorizándole con sólo seis palabras: “No te metas en el agua”. Una vez que se desata el pánico, Roy Scheider, Richard Dreyfuss y Robert Shaw deben unir sus fuerzas en una lucha desesperada para acabar con las casi tres toneladas del terrible asesino blanco.

 

 

Tiburón (1975)