Until Dawn (2015)

 

Hasta el amanecer.

Jodida chanza la que nos ocupa. Estos yanquis son muy dados a gastar bromas siniestras y pesadas, de las que acaban en tragedia sangrienta y brutal. Les mola el tema de la inocentada cabrona, aunque esta suponga que dos o tres tipos acaben fiambres. “Until Dawn” arranca con una de estas burlas, celebrada más tarde entre llantos y arrepentimiento. El 2 de febrero de 2014, diez amigos, Sam (Hayden Panettiere), Josh (Rami Malek), las hermanas gemelas de este, Hannah y Beth (Ella Lentini), Ashley (Galadriel Stineman), Chris (Noah Fleiss), Mike (Brett Dalton), Jessica (Meaghan Martin), Emily (Nichole Bloom) y Matt (Jordan Fisher) se reunieron en el imponente refugio de montaña de Blackwood Pines, situado en el aislado monte Washington, para disfrutar de su escapada anual de invierno (que se note que hay pasta). Durante su estancia allí, algunos de ellos decidieron pasar un buen rato a costa de Hannah, que, al parecer, estaba enamorada de Mike. Al sentirse humillada, Hannah salió corriendo del edificio para adentrarse en el nevado y oscuro bosque que rodea toda la zona. Su hermana Beth fue tras ella y la encontró llorando desconsolada en un pequeño claro. Las dos chicas oyeron entonces un ruido extraño que las hizo huir despavoridas. Algo o alguien las persiguió hasta el borde de un acantilado, hasta su trágica y violenta ¿muerte? Tras esto, Peter Stormare (sic) nos da la bienvenida a su consulta…

Un año después de tan espantoso suceso, los ocho pollos restantes deciden volver a Blackwood Pines para conmemorar el aniversario de la desaparición de las gemelas. Una idea cojonuda que se va volviendo más y más espeluznante con el paso de las horas. Una fuerte tormenta azota la región, la temperatura desciende rápidamente y el viento y la nieve dificultan la visibilidad y el movimiento. Uno tras otro, los jóvenes van llegando al refugio, que ha estado abandonado desde su última visita. Como ya os imagináis, tan pronto como ponen los pies en la montaña, comienzan a suceder cosas extrañas que indican –de manera evidente– que los mozos no están solos allí arriba. Cuando la situación se descontrola por completo y la integridad física de los allí presentes se ve comprometida, cada decisión que tomemos sobre el devenir de los ocho amigos –incluso la más nimia– puede suponer la diferencia entre sobrevivir a la noche o dejar el pellejo en la nieve. Este drama interactivo, planteado como un aterrador survival horror, nos obliga a escoger entre varias posibilidades en determinados momentos, haciendo uso de una mecánica de juego llamada “Efecto Mariposa”. Nuestras elecciones tendrán consecuencias en el desarrollo posterior de la aventura, abriendo un extenso entramado de historias paralelas que favorecen la enorme rejugabilidad de este título. No obstante, “Until Dawn” está diseñado para ser degustado varias veces.

Busca pistas, decide, corre, sobrevive hasta el alba. Supermassive Games ha programado para la PlayStation 4 de Sony (partiendo de un primer desarrollo en PlayStation 3) una aventura interactiva de ambientación soberbia y absorbente. El juego recorre lugares habituales del género de terror para confeccionar una atmósfera de tensión constante. El refugio abandonado, la cabaña aislada, el manicomio en ruinas, la claustrofóbica mina, el bosque sombrío… cada paraje que recorremos pone a prueba nuestros nervios y supone todo un reto para el instinto de supervivencia de los protagonistas. Hay también cierto componente de exploración; por los escenarios aparecen distribuidas numerosas pistas (en forma de fotografías, informes, periódicos…), secretos y tótems que aportan más datos sobre la trama. A nivel narrativo, lo que comienza como un divertido slasher adolescente de manual, plagado de clichés y situaciones típicas de las películas de terror teen, deriva hacia un argumento más tenebroso e intrincado, que abraza con acierto la mitología de los pueblos algonquinos en un inesperado y nutritivo giro de los acontecimientos. De esta manera se mantiene intacto el interés por la trama, que va más allá del destacado repertorio de situaciones límite y sustos de todos los calibres, adornados continuamente por una abundante ración de sangre y gore.

La cámara fija, nuestro mejor aliado y la peor de las pesadillas. Al igual que sucedía en los “Resident Evil” clásicos, “Until Dawn” hace uso de un sistema de cámaras fijas para ofrecer siempre el mejor ángulo de visión posible, ayudando así al tránsito y la exploración de los muchos escenarios. También resulta una herramienta narrativa de primer nivel, que trata de buscar el enfoque más adecuado para cada situación, siendo esta planificación de las pantallas parte fundamental del esmerado trabajo de ambientación del juego. Los planos estudiados hasta el más mínimo detalle, los efectos de sonido y la banda sonora, se unen a un apartado gráfico que despliega una calidad visual excelente, aprovechando todas las posibilidades del potente motor gráfico Umbra 3 (en su versión modificada para el “Killzone: Shadow Fall“). Es cierto que, superado su ecuador, el juego se torna algo repetitivo y que el medidor de las relaciones entre personajes no acaba de cuajar, pero los muchos misterios de Blackwood, los miles de ramas y cientos de terminaciones de la trama, los diferentes finales y la implacable sensación de que cada decisión que tomamos es de una trascendencia vital (y sin posibilidad de guardar la partida), convierten a esta aventura narrativa es una experiencia escalofriante que no desmerece al lado de los referentes absolutos del género, “Heavy Rain” y “Beyond: Two Souls“.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(29-12-2017)

 

• Lo mejor: La inmersión es total: nueve horas de frío, angustia y terror.
• Lo peor: Acaba resultando repetitivo. Se echa de menos mayor interactividad en ciertas fases y algún que otro puzle.

 

 

Título Original: Until Dawn | Género: Drama / Terror | Nacionalidad: Reino Unido | Director: Will Byles | Actores: Hayden Panettiere, Peter Stormare, Rami Malek | Productor: Stephen Goss, Jacob Jaffke, Peter Phok | Guión: Larry Fessenden, Graham Reznick | Música: Jason Graves | Plataforma: PlayStation4 | Desarrollador: Sony Computer Entertainment, Supermassive Games

 

Sinopsis: Ocho amigos. Una cabaña. Un asesino suelto. ¿Lograrás sobrevivir hasta el amanecer? Cuando unos amigos viajan a una cabaña remota y se extravían en la ladera de la montaña, una serie de eventos siniestros les lleva a sospechar que no se encuentran solos. Con el miedo y la tensión apoderándose de los miembros del grupo, deberás ponerte en la piel de cada uno de los aterrorizados personajes para buscar pistas sobre la identidad del maníaco asesino. Al tomar decisiones a vida o muerte con el sofisticado sistema del “efecto mariposa”, todo lo que hagas alterará drásticamente el curso de la historia y el destino de cada personaje. Todo lo que hagas servirá para decidir quién sale vivo de la montaña.