La Muerte y la Doncella (1994)

La Muerte y la Doncella (1994)

 

Miserias humanas.

Durante una noche oscura de tormenta, una mujer espera el retorno de su marido, cobijada de la lluvia en un hogar de apariencia apacible, agradable. La endeble seguridad de una democracia recién nacida, engendrada en el seno de una dictadura ominosa, no parece satisfacer a Paulina Salas, víctima de torturas y abusos sexuales durante el régimen militar recién derrocado. Polanski adapta la obra teatral de Ariel Dorfman, una narración que podría situarse en el Chile posterior a Pinochet o en la Argentina tras Videla.

El pasado acecha en la oscuridad de una trama que pivota sobre la imposibilidad del perdón, la venganza como falsa catarsis y la enorme distancia moral que separa a los que, convertidos en torturadores, convierten a otros en víctimas. “La Muerte y la Doncella” plantea la posibilidad de trasformar a la víctima en verdugo (tema recurrente en la filmografía de Polanski, “Lunas de Hiel” y “Repulsión”), teoriza sobre ello, incidiendo en la incapacidad que ciertas heridas tienen para cicatrizar, mientras desarrolla un drama duro, que no evita ningún detalle escabroso. Sigourney Weaver, Ben Kingsley y Stuart Wilson construyen unos personajes desgarradores, en un feedback interpretativo que fortalece toda la película. La contundencia de los diálogos compite en crudeza con las narraciones de Paulina (Weaver) y las confesiones del infame doctor Miranda (Kingsley).

Manu Castro (8/10)
@ManuCastroLSO
(30-04-2015)

 

• Lo mejor: El trío protagonista.
• Lo peor: Es una velada de una crudeza difícil de soportar.

 

La Muerte y la Doncella (1994)

 

Título Original: Death and the Maiden | Género: Drama / Thriller | Nacionalidad: Reino Unido / USA / Francia | Director: Roman Polanski | Actores: Sigourney Weaver, Ben Kingsley, Stuart Wilson | Productor: Sharon Harel, Josh Kramer, Thom Mount | Guión: Rafael Yglesias, Ariel Dorfman | Fotografía: Tonino Delli Colli | Música: Wojciech Kilar | Montaje: Hervé de Luze

 

Sinopsis: Durante una tormentosa noche, y en una casa aislada junto a los acantilados, Paulina Escobar (Sigourney Weaver) espera la llegada de Gerardo (Stuart Wilson), su marido. Además de reputado abogado, Gerardo es el actual presidente de la comisión que investiga los crímenes contra los derechos humanos en el reciente pasado de Chile. Cuando por fin Gerardo llega a casa, viene acompañado del doctor Miranda (Ben Kingsley), en quien Paulina cree descubrir al hombre que la torturó y violó hace quince años, en su época de estudiante.

 

 

La Muerte y la Doncella (1994)