Aliens, el Regreso (1986)

 

Esta vez es la guerra.

Dejamos a Ripley a la deriva por la inmensidad del espacio, en un viaje sin rumbo que se alargó casi siete años (en la ficción mucho más). 20th Century Fox tenía ganas de secuela –la cinta de Ridley Scott, “Alien, el Octavo Pasajero“, arrasó la taquilla–. Tras pasar el proyecto por varios directores, el elegido es uno de los guionistas, James Cameron, aupado por el reciente éxito de “Terminator“. Reacia a retomar su papel como protagonista, Sigourney Weaver no aceptó participar en la producción hasta leer el guión final. En 1985 se inicia el rodaje en Londres, en una antigua central eléctrica. Cameron evita el continuismo y desarrolla un film diametralmente opuesto a la cinta original. Con una sólida base de ciencia-ficción, su obra abandona el terror y abraza con fuerza los preceptos del cine bélico, para centrarse en unas secuencias de combate entregadas al espectáculo y la acción. Aunque no son todo tiros en esta película, ni mucho menos. Spoilers. La aventura comienza con el rescate de la teniente Ellen Ripley, cincuenta y siete años después de la destrucción de la astronave comercial Nostromo. Tras su largo hipersueño, es trasladada a una estación de paso en órbita a La Tierra. Allí narra lo sucedido al comité de investigación de Weyland-Yutani.

Ahora, medio siglo después, la luna de Calpamos, LV-426 –origen de la transmisión que atrajo a la Nostromo–, ha sido colonizada. Un contingente humano trata de terraformar aquel mundo, ajeno a la mortal amenaza que se cierne sobre ellos. Una vez que se pierde la comunicación con la colonia, Ripley tendrá que hacer frente a sus más horribles pesadillas para viajar de nuevo a tan remoto lugar. A bordo de la USS Sulaco, bajo la protección de un pelotón de marines coloniales armados hasta los dientes, la teniente se enfrentará por segunda vez al xenomorfo cabrón. Lo que comienza como una rutinaria misión de rescate, pronto derivará en algo mucho más aterrador. “Otra cacería de bichos”, esta vez convertida en un auténtico infierno, cuando los ingenuos humanos descubren que toda la población ha sido infestada. Los alienigenas se cuentan por millares… “Aliens, el Regreso” no transcurre en una nave, así que no se presta al juego del gato y el ratón que tan efectivo resultó en la primera película. Esta vez el escenario es un planeta entero y el alien ya no es uno, sino una legión que ataca como un verdadero ejército. Se trata de un enfrentamiento en firme, donde la supervivencia pasa por aniquilar por completo al enemigo.

Aliens” estuvo nominada a siete Oscars, de los que se llevó el de mejores efectos especiales y mejores efectos sonoros. Pirotecnia desatada. Resulta evidente el cambio de registro, aunque la ambientación retoma los oscuros y largos corredores, las instalaciones laberínticas y tenebrosas donde puede pasar de todo. “Entonces, ¿quién pone esos huevos?”, pregunta Ripley. “No lo sé. Debe ser algo que no hemos visto todavía”, responde el androide (la persona artificial, perdón) Bishop. Cameron nos explica el ciclo de vida del xenomorfo con todo lujo de detalles. El largo y extenuante epílogo, un clímax rotundo donde hace acto de presencia la Reina Alien, supone la consagración definitiva de Ripley como personaje icónico del séptimo arte y de Sigourney Weaver como una de las más grandes heroínas de la historia del cine. El enfrentamiento final con la Reina, de vuelta en la Sulaco, es un duelo colosal grabado a fuego en la memoria de todo cinéfilo: “Aléjate de ella, puerca”. Si a todo esto le sumamos un reparto maravilloso, unos diálogos que hemos repetido mil veces con los amigos y la escena del cuchillo, el resultado es una de las mejores películas fantásticas que se han realizado jamás.

Manu Castro (9/10)
@ManuCastroLSO
(21-02-2002)

 

• Lo mejor: Sigourney Weaver capitaneando un elenco memorable (Hicks, Hudson, Vasquez…)
• Lo peor: Que se termine la fiesta.

 

¿Sabías que…? Existe una edición especial que contiene escenas no incluidas en el estreno de la película en 1986. La duración pasa de 137 a 154 minutos.

 

 

 

Título Original: Aliens | Género: Acción / Terror / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: James Cameron | Actores: Sigourney Weaver, Carrie Henn, Michael Biehn | Productor: Gale Anne Hurd | Guión: James Cameron | Fotografía: Adrian Biddle | Música: James Horner, Jerry Goldsmith | Montaje: Ray Lovejoy

 

Sinopsis: El alien se ha reproducido… Alien es el perfecto organismo. Una máquina de matar cuya excelencia física sólo puede competir con su hostilidad. La oficial Ripley y la tripulación de la nave “Nostromo” se enfrentaron a esa monstruosa criatura. Sólo Ripley sobrevivió a la masacre. Después de vagar por el espacio durante varios años, Ripley es rescatada. Durante ese tiempo LV-426, el mundo en donde Ripley se enfrentó con el Alien, ha sido colonizado. Cuando se pierde la comunicación con la colonia, se decide enviar para investigar a un equipo de fornidos marines espaciales, con Ripley al mando de la expedición. Lo que les espera allí no es sólo una criatura, son miles. El Alien se ha reproducido y esta vez la lucha es por la supervivencia de la Humanidad.