El Extranjero (2017)

 

Un chino cabreado.

Parecen personas normales, con vidas rutinarias, incluso aburridas; peña que evita los problemas y no levanta polvo al pasar. Entonces sucede algo, un hecho violento y dramático; tal vez la pérdida de una hija o una esposa… Se activa entonces un resorte escondido u olvidado, aflora el coraje que pone en marcha el espíritu de venganza; quizá también sale a relucir un pasado de fuerzas especiales y servicios secretos. No tardamos mucho en comprender que los malos, ya sean terroristas, policías corruptos o facinerosos genéricos, han jodido al fulano equivocado. La fórmula es sencilla, y en las manos adecuadas nos suele proporcionar algún que otro festival de mamporros, tiroteos y explosiones diseñado para levantar el ánimo. Martin Campbell (“GoldenEye“, “Casino Royale“), un tipo que es pura solvencia y profesionalidad a la hora de dirigir cine de acción, ya probó con acierto esta receta en la indispensable “Al Límite“; una función de violencia desatada donde los malhechores eran ajusticiados sin piedad –para deleite del respetable–. Nos gusta ver cómo los cabrones sufren las consecuencias de tanta vileza, porque en la vida real no suele suceder así. Este cine de venganzas, que tiene mucho de catártico, regresa ahora bajo las tristes y cansadas facciones de un pequeño hombre chino al que una bomba criminal le borra la sonrisa de la cara en los cinco primeros minutos de metraje.

Mataron a su hija. Grave error. Quan (Jackie Chan) es uno de esos tipos corrientes, el humilde propietario de un restaurante chino perdido en la inmensidad del gran Londres. Un atentado terrorista se lo quita todo, convirtiendo su vida en una ruta suicida hacia un único objetivo: matar a los asesinos de su hija. Ninguneado por las autoridades, el viejete mantiene una perseverancia digna de elogio, que le lleva a pedir explicaciones al viceministro irlandés (Pierce Brosnan) cuando descubre que los autores de la explosión forman parte de una facción rebelde del IRA. Tampoco el político es de ayuda. Tanta palabrería vacía y plana pasa factura al más pintado. Al afable asiático se le agota la paciencia, y nosotros nos frotamos las manos ante la inevitable escalada de violencia que presagiamos… “El Extranjero” no es un film brillante, pero se acomoda con habilidad dentro del manual del género, e incluso se permite pisar fuera del sendero de las escenas de acción (por momentos rutinarias) para adentrarse en un interesante thriller político que nos procura la parte más destacada de una cinta que afronta esta dicotomía con habilidad y resolución. El guionista David Marconi (“La Jungla 4.0“) actualiza la novela que Stephen Leather publicó en 1992, “The Chinaman“, para adaptarla a una realidad que dista mucho de la descrita en el libro.

Jackie se echa al monte. El entramado policial, político y personal entorno a la venganza simple y seca que pretende perpetrar el chino, se va complicando a medida que el pasado de todos comienza a acechar agazapado en las sombras, más temible y mortal que un ex militar entrenado en combate letal, infiltración y tácticas de guerrilla. Chan lo pasa pipa construyendo artilugios explosivos. También le da a las patadas y los puños; incluso hay tiempo para poner en juego sus habituales movimientos y técnicas para escabullirse. Los irlandeses se ponen nerviosos. Brosnan lo ve crudo, suda y se atrinchera en su casa de campo. La acción se traslada a los bosques circundantes, en plan Rambo, mientras las intrigas y conspiraciones fluyen con soltura. Tampoco esperéis encontrar aquí un inspirado y reflexivo acercamiento a ningún tema trascendente. Se ponen sobre la mesa el hedor de la corrupción del poder, los claroscuros de policía y política, pero siempre con una ambigüedad evidente, que denota las intenciones de una cinta que tan sólo pretende adornar la vendetta de un padre destrozado con un poso narrativo más nutritivo de lo habitual. Cuando consigue no caer en lo rutinario y convencional, “El Extranjero” se deja querer y nos regala una de esas experiencias de justicia impostada que nos reconfortan a nivel ultra básico.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(16-01-2018)

 

• Lo mejor: Las amenazas en aumento de Jackie Chan a Pierce Brosnan.
• Lo peor: Algún secundario desaprovechado.

 

 

Título Original: The Foreigner | Género: Acción / Drama | Nacionalidad: Reino Unido / USA / China | Director: Martin Campbell | Actores: Katie Leung, Jackie Chan, Rufus Jones | Productor: Wayne Marc Godfrey, Claire Kupchak, Scott Lumpkin | Guión: David Marconi, Stephen Leather | Fotografía: David Tattersall | Música: Cliff Martinez | Montaje: Angela M. Catanzaro

 

Sinopsis: Quan (Jackie Chan) es el propietario de un humilde restaurante londinense que vive una vida apacible hasta el momento en que su hija muere en un atentado terrorista llevado a cabo por una facción del Ejército Republicano Irlandés (IRA). Desesperado, recurre incesantemente a la policía en busca de ayuda y justicia. Será entonces cuando decida tomar el control de la situación para vengar la muerte de su hija. En su búsqueda, Quan recurrirá a Liam Hennessy (Pierce Brosnan), un enigmático funcionario del gobierno británico que en el pasado estuvo involucrado con el IRA. Gracias a las conexiones y posición política de Hennessy, el desesperado Quan podría dar con los nombres de los responsables del atentado. Comenzará así una tortuosa cacería, sin importar cuáles sean las consecuencias.