Hidden (Lo Oculto) (1987)

 

Lo importante es el interior.

Un tipo armado hasta los dientes atraca un banco en plena ciudad de Los Ángeles. Con el botín ya en sus manos, se lía a tiros con clientes, trabajadores y guardias de seguridad, sin motivo aparente y con total frialdad. El fulano abandona la sucursal dejando tras de sí una verdadera carnicería y se monta en un flamante Ferrari. Comienza entonces una frenética persecución por las calles de la urbe. La cosa acaba bastante mal para el atracador, pero es sólo el principio… “Hidden (Lo Oculto)” es el tercer largometraje dirigido por Jack Sholder, tras “Solos en la Oscuridad” (Alone in the Dark, 1982) y la decepcionante “Pesadilla en Elm Street 2: La Venganza de Freddy” (1985). Después se pondría al frente de proyectos cada vez más mediocres, así que podemos afirmar que “Hidden” es, con mucha diferencia además, la mejor película de su irregular filmografía. Tras el acelerado prólogo, un detective de la policía de Los Ángeles (Michael Nouri, mejor actor en el Festival de Cine de Sitges de 1987) se pone al frente de la investigación. No tardan en aparecer varias incongruencias y extrañas pistas que complican la resolución del caso, justo cuando hace acto de presencia un peculiar agente del FBI (Kyle MacLachlan antes de viajar a “Twin Peaks“). Los dos agentes de la Ley unirán sus fuerzas para neutralizar una amenaza fuera de todo control.

Navegando entre las posibilidades de una intrigante e imaginativa trama, “Hidden” combina el thriller policiaco (donde se percibe cierto aroma a buddy movie) con un inesperado viraje hacia una ciencia-ficción de serie B que acaba por convertir la propuesta en una violenta y gozosa cinta de género, considerada hoy día una auténtica obra de culto. Los equipos técnico y artístico, apoyados en un guión notable, se las ingenian para lidiar con un presupuesto raquítico, demostrando su capacidad para construir un suspense creíble más allá de las limitaciones técnicas, y además consiguen elaborar un buen puñado de escenas inolvidables sin la necesidad de costosos alardes visuales. Ligeros spoilers. Esta “caza del hombre” muta casi de inmediato en algo mucho más picante. La entidad extraterrestre cabrona, que parásita a sus huéspedes de manera sumamente guarrindonga, se aficiona en un primer momento a los Ferrari y el power pop; luego descubre el dinero, las armas de fuego y el sexo, antes de comprender que la política es la clave para saciar sus ansias de dominación. Su fulgurante carrera en pos de la corrupción y la vileza es una huida hacia adelante, de víctima en víctima, donde el impulsivo detective Thomas Beck y el hierático agente Lloyd Gallagher actúan de incansables perseguidores, mientras tratan de evitar la siguiente parasitosis antes de llegar al perturbador final de la película.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(24-11-2005)

 

• Lo mejor: La sucesión de acontecimientos no da tregua.
• Lo peor: Su nauseabunda segunda parte.

 

 

Título Original: The Hidden | Género: Acción / Terror / Ciencia Ficción | Nacionalidad: USA | Director: Jack Sholder | Actores: Kyle MacLachlan, Michael Nouri, Claudia Christian | Productor: Michael T. Meltzer, Gerald T. Olson, Robert Shaye | Guión: Jim Kouf | Fotografía: Jacques Haitkin | Música: Michael Convertino | Montaje: Michael N. Knue, Maureen O’Connell

 

Sinopsis: Tom Beck, un agente de policía de Los Ángeles, y Lloyd Gallagher, un detective del FBI, tienen que resolver unas extrañas muertes en las que existe un patrón común: el repentino cambio de comportamiento de la futura víctima y la gran resistencia al dolor de la misma. Detrás de estas misteriosas muertes se esconde un alienígena que se introduce dentro de las personas hasta controlar completamente su cuerpo.