El Hombre de Acero (2013)

El Hombre de Acero (2013)

 

Hijo de Krypton.

Acercarse a la génesis de cualquier mito resulta siempre un ejercicio un tanto peligroso, y la de Superman la conocemos con detalle. En 1978, la primera adaptación cinematográfica del personaje creado por Siegel y Shuster, nos trasladó a un planeta moribundo, donde la clase dirigente y sus científicos más destacados encaraban la extinción con la resignación del que se sabe incapaz de hacer nada por evitarlo. La piedad que una pareja siente por su hijo recién nacido, deposita la esperanza de todo un pueblo en un bebé que surcará los cielos en busca de un nuevo hogar. Richard Donner dotaba al mito de un pasado, de un contexto, en apenas diez minutos de metraje. “El Hombre de Acero” expande ese comienzo con un prólogo que refulge como si de mitología antigua se tratara. Todo queda reforzado por su contundencia visual, por los extraños seres alados, las armaduras, las vestimentas extravagantes y la cautivadora tecnología de aquel lejano mundo; el colosal espectáculo de un Krypton diseñado para marcar la diferencia, para alejar por completo a esta reinterpretación de cualquier versión anterior. Zack Snyder actúa como si estuviera contando la historia por primera vez y, apoyándose en el imaginario de Grant Morrison, consigue toda nuestra atención desde el primer minuto.

De vuelta a La Tierra, al calor de nuestro sol rojo, comienza una narrativa impecable, heredera de Christopher Nolan, sobre la que David S. Goyer construye un guión rotundo –con clara tendencia al drama–, que fusiona acertadamente la meticulosa reverencia al cómic original que supuso la cinta dirigida por Richard Donner, con su desmadrada segunda entrega –aquel film construido con retales bajo la lúdica supervisión de Richard Lester–. DC apuesta por lo sombrío y lo dramático, por la gravedad argumental; contrapunto inevitable, si entendemos este título como el inicio del universo cinematográfico que deberá pelear con la Marvel y sus coloridos “Vengadores“. Apenas hay humor, ni chistecillos, la seriedad fluye de manera atípica, algo de agradecer. No todo en la vida son las bromas de un millonario ególatra enfundado en un traje de metal. Snyder maneja con soltura diálogos y personajes, conserva el ritmo en todo momento y se permite un tour de force final en el que demuestra su predilección por el exceso, sus dotes para la épica y la capacidad para dejar sin aliento al respetable. La pantagruélica oda a la destrucción que recorre su tercer acto ha hecho envejecer treinta años la versión de Brian Singer, de golpe y sin contemplación alguna. Este es un Superman nuevo, para un mundo nuevo, más gris, peligroso y cínico. Un mundo peor, que ya en el año 2006 no estaba para nostalgias retro.

Manu Castro (7/10)
@ManuCastroLSO
(21-06-2013)

 

• Lo mejor: Descubrir a Superman de nuevo. El impecable prólogo en Krypton. La banda sonora de Hans Zimmer.
• Lo peor: Se desploman demasiados edificios en Metrópolis.

 

 

El Hombre de Acero (2013)

 

Título Original: Man of Steel | Género: Acción / Fantástico / Aventuras | Nacionalidad: USA / Canadá | Director: Zack Snyder | Actores: Henry Cavill, Russell Crowe, Amy Adams | Productor: Christopher Nolan, Charles Roven, Deborah Snyder | Guión: David S. Goyer, Christopher Nolan | Fotografía: Amir Mokri | Música: Hans Zimmer | Montaje: David Brenner

 

Sinopsis: Un niño descubre que posee poderes extraordinarios y que no pertenece a este planeta. En su juventud, viaja para descubrir sus orígenes y las razones por las cuales ha sido enviado a La Tierra. Pero el héroe que lleva dentro tiene que emerger para que pueda salvar al mundo de la aniquilación y convertirse en el símbolo de esperanza para la humanidad.

 

 

El Hombre de Acero (2013)