Iron Sky (2012)

 

Nazis en la Luna.

Muchos asumimos, con cierta resignación, que “Iron Sky” no iba a estar a la altura de la magnífica campaña viral de publicidad que, durante más de dos años, nos bombardeó con exóticas informaciones y cautivadores avances. Tras su exitoso crowdfunding –el proyecto recaudó alrededor de 7,5 millones de euros, la mayor parte de los cuales se han destinado al diseño de unos efectos especiales realmente impactantes–, la producción vio luz verde. Después de contemplar como los nazis abandonaban la Tierra al final de la Segunda Guerra Mundial, camino de la cara oculta de la Luna, la imaginación se desató por completo. Cualquier cosa podía surgir con semejante argumento de partida. Supongo que ni sus propios creadores sabían qué clase de película iban a pergeñar tras la campaña de promoción; lo cierto es que el film de Timo Vuorensola despistará a más de uno. Esta ciencia-ficción, con acertados toques retro, es una comedia saturada de humor de brocha gorda del que emanan ciertos apuntes de nutritiva ironía y algunos momentos muy divertidos (las escenas de la ONU, por citar uno de los más destacados).

Esto es lo que ofrece “Iron Sky”, una gamberrada finlandesa que homenajea a no pocos títulos de no pocos géneros y desprende (por momentos) chispas de una creatividad que deberían envidiar muchos blockbusters norteamericanos. Un astronauta negro llega a la Luna como parte de la campaña electoral de la presidenta de los Estados Unidos (no es Hillary, sino Sarah Palin) y una vez allí descubre a un montón de nazis extrayendo Helio-3 del regolito lunar; así como lo oyen. Los hijos del Führer llevan setenta años preparando su vuelta a la Tierra y pretenden hacerlo por todo lo alto. “Iron Sky” arranca de forma vigorosa y termina con un epílogo estupendo, lo malo está en el medio, en esa hora de relleno que va de lo anecdótico a lo aburrido, del esperpento al tedio insoportable, mientras trata de sostener un ritmo alarmantemente torpe, a base de gags fallidos que intentan salvar la vida de un guión que se despedaza por momentos. Eso sí, la originalidad de la propuesta es capaz de hacer frente a sus defectos más evidentes y consigue que salgamos del cine sin sensación alguna de insatisfacción.

Manu Castro (6/10)
@ManuCastroLSO
(12-10-2012)

 

• Lo mejor: Su tono festivo.
• Lo peor: Cuando aburre, aburre de verdad.

 

 

Título Original: Iron Sky | Género: Acción / Comedia / Ciencia Ficción | Nacionalidad: Finlandia / Alemania / Australia | Director: Timo Vuorensola | Actores: Julia Dietze, Christopher Kirby, Götz Otto | Productor: John Buckman, Michael Cowan, Oliver Damian | Guión: Johanna Sinisalo, Jarmo Puskala, Michael Kalesniko | Fotografía: Mika Orasmaa | Música: Laibach | Montaje: Suresh Ayyar

 

Sinopsis: En los últimos momentos de la Segunda Guerra Mundial, un programa espacial secreto nazi elude la destrucción escapando al lado oscuro de la Luna. Durante 70 años viven en secreto y construyen una enorme fortaleza espacial con una flota de platillos voladores. ¡Ahora, ha llegado el momento en el que los malvados nazis del espacio vuelven para retomar la Tierra!